Público
Público

Un tribunal saudí congela la boda de una niña de 8 años

La sentencia no anula el matrimonio de la pequeña pero obliga a revisar de nuevo su caso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tribunal de apelación de Riad, la capital de Arabia Saudí, ha rechazado ratificar una sentencia en primera instancia que permitía el matrimonio entre un hombre de 47 años y una niña de 8.

Esta decisión, difundida por la cadena CNN ayer, no significa que el matrimonio quede anulado, pero sí obliga al primer tribunal a revisar de nuevo el caso.

La historia de la pequeñasaudí salió a la luz el pasado verano y, en diciembre, un juez de Unaiza, ciudad situada en la conservadora Al Qassim, una región del centro del país, se negó a anular el matrimonio, como había pedido la madre de la niña, so pretexto de que la mujer, divorciada del padre de su hija, no tenía la tutela de la menor y que, por lo tanto, no podía representarla.

El magistrado sancionó la legalidad de la unión tras obtener la promesa del marido de que no consumaría el matrimonio hasta que su esposa-niñaalcanzara la pubertad.

Este veredicto suscitó un gran escándalo fuera de Arabia Saudí y entre los grupos que luchan por los derechos de las mujeres dentro de este país.

El abogado de la madre, Abdullah al Jutali, denunció entonces que el matrimonio había sido arreglado por el padre para saldar las deudas que tenía con el hombre al que pretendía entregar a su hija.

Los matrimonios precoces son una práctica muy común en Arabia Saudí, cuya legislación, basada en la conservadora interpretación del derecho islámico de la escuela hanbalí, no establece límite de edad para contraer matrimonio.

A pesar de este primer veredicto contrario, la madre de la niña que ignoraba que había sido dada en matrimonio no cejó en su denuncia y apeló la sentencia.

Wajeha Al Huwaider, cofundadora de la Sociedad de Defensa de los Derechos de las Mujeres en Arabia Saudí, rindió homenaje al coraje de la progenitora de la pequeña, tras conocer el dictamen en apelación que obliga a revisar el juicio.

'Esto ha pasado gracias a la madre, que se negó a aceptar el primer veredicto, desafió al tribunal y apeló', destacó Al Huwaider.

'Para nuestros grupos de defensa de los derechos de la mujer, este es el primer logro que alcanzamos desde nuestro inicio. Nos alegra pero esto es sólo un primer paso. Reclamamos una ley en ArabiaSaudí que proteja a las niñasde los matrimonios precoces y eleve a 17 años para las chicas y 18 para los chicos la edad mínima para contraerlo', explicó la feminista saudí.

La interpretación rigorista del derecho islámico, en vigor en Arabia Saudí, priva a las mujeres de derechos políticos, incluido el voto, y las somete de por vida a la tutela de un pariente varón o bien de su marido cuando se casan. Tienen prohibido conducir y, si su cónyuge o tutor se lo prohíbe, tienen también vetado viajar, trabajar e incluso acudir al médico.