Público
Público

El Tribunal Supremo alemán ordena excarcelar a una ex terrorista de la RAF

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Supremo alemán ordenó hoy la excarcelación de la ex terrorista de la Fracción del Ejército Rojo (RAF) Verena Becker, detenida en agosto pasado por presunta implicación en el asesinato del fiscal Siegfried Buback, ocurrido hace más de 30 años.

El tribunal señaló en un comunicado que ha ordenado la puesta en libertad por considerar que no existe peligro de fuga, aún a pesar de que la Audiencia considera que la imputada está bajo "fundada sospecha" de haber participado en el atentado.

A juicio de los magistrados, la decisión responde a las circunstancias personales de la acusada y al hecho de que la pena que le podría esperar "no es lo suficientemente alta para constituir un incentivo de fuga".

A la hora de calcular una eventual pena, el tribunal tendría que tener en cuenta que la imputada ya fue condenada a cadena perpetua por hechos relacionados con el atentado, señaló el Supremo.

Buback fue asesinado, junto con dos acompañantes, el 7 de abril de 1977 y varios miembros de la RAF fueron condenados por ello, pero se desconoce quién fue el autor material de las muertes, que la banda calificó, según su costumbre, de una "acción colectiva".

La Fiscalía ordenó en 2008 la reapertura del sumario, a raíz de unas declaraciones del ex miembro de la RAF Peter Jürgen Boock apuntando a su antiguo compañero de armas Stefan Wisniewski, en libertad desde 1999, como autor material del atentado.

Al reabrirse el caso, se tomaron nuevas pruebas de ADN de Becker, quien a su vez había salido de la cárcel en 1989, donde cumplía condena por pertenencia a la banda, indultada por el entonces presidente federal, Richard von Weizsäcker.

Becker perteneció a la segunda generación de la RAF, surgida estando en la cárcel sus fundadores, Ulrike Meinhof y Andreas Baader.

Los dos cabecillas de esa generación, Christian Klar y Brigitte Mohnhaupt, fueron procesados por la muerte de Buback, junto con sus correligionarios Knut Folkerts, Günter Sonneberg y la misma Becker, pero en el caso de ésta se sobreseyó su causa por falta de pruebas.

Todos ellos han abandonado ya la prisión, por indulto o en virtud de la práctica alemana según la cual todo reo sale de la cárcel tras unos 25 años si se considera que no entraña un peligro para la sociedad.

El motor de la reapertura del caso Buback fue su hijo, Michael, quien reclama saber quién mató a su padre.

La banda se disolvió en 1998, mediante un comunicado en el que anunciaba el fin de sus actividades, pero sin reconocimiento de culpa o demanda de perdón a los familiares de las víctimas.

La RAF fue fundada en la década de los años 70 por Baader y Meinhof, un atracador de bancos, él, y una periodista de izquierdas, ella, como reacción a la guerra de Vietnam y contra el "sistema imperialista".