Público
Público

El Tribunal Supremo de Birmania examina la apelación de Suu Kyi contra su detención

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Supremo de Birmania (Myanmar) examinó hoy la apelación presentada por la líder del movimiento democrático y nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, contra el arresto domiciliario que cumple.

El birmano Nyan Win, abogado de Suu Kyi, explicó que la alta magistratura había informado de que pronunciaría un fallo "pronto", sin ofrecer una fecha exacta, según fuentes de la disidencia.

La vista se ha celebrado nueve días antes de las primeras elecciones birmanas tras 20 años de férreo régimen militar, y cuando se agota el plazo de campaña dado a los 37 partidos políticos, la mayoría próximos a los generales que gobiernan el país.

Se trata de la última apelación que los abogados de Suu Kyi, de 65 años, pueden interponer tras haber perdido las dos anteriores.

La Junta Militar birmana dio este jueves una señal de que tiene planes de liberar a Suu Kyi tras los comicios, sin ofrecer una fecha, aunque su arresto domiciliario expira, en teoría, el 13 de noviembre.

Así lo comunicaron a los periodistas varios ministros de Asuntos Exteriores durante la reunión que mantuvieron en Hanoi, la capital de Vietnam, en el marco de la Cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

El pasado 30 de septiembre, Nyan Win reiteró en declaraciones a la prensa, que el arresto domiciliario de 18 meses impuesto a Suu Kyi concluye el 13 de noviembre, una fecha que se baraja desde que fue condenada en agosto de 2009.

La Comisión Electoral anunció el pasado 14 de septiembre la disolución del partido de Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia (LND), y otras nueve formaciones políticas.

La LND rehusó registrarse en la citada comisión en un acto de repudio de la Constitución de 2008 y de la legislación electoral aprobadas por la Junta Militar para organizar los comicios.

Birmania está gobernada por militares desde el golpe de Estado del general Ne Win en 1962.

El país no celebra elecciones parlamentarias desde 1990, cuando Suu Kyi y la LND derrotaron con 392 diputados al partido oficial, que obtuvo diez congresistas.

La Junta Militar nunca reconoció aquella derrota y anuló ese año el resultado.