Público
Público

Tribunales salud mental reducen reincidencias y tiempo en cárcel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las personas con problemasmentales juzgadas en tribunales especializados en lugar delsistema de justicia penal son menos propensas a volver a serarrestadas.

Un nuevo estudio sugiere que los llamados tribunales de saludmental "podrían lograr los resultados de seguridad pública quequieren los fundadores y la sociedad", escribió el equipo deldoctor Henry J. Steadman, de Policy Research Associates enDelmar, Nueva York.

Existen 250 tribunales de salud mental en Estados Unidos,comparado con un par a fines de los 90, indica el equipo enArchives of General Psychiatry.

La función de esos tribunales es que las personas conenfermedades mentales graves que cometen un delito recibantratamiento, en lugar de enviarlos a la cárcel, donde terminaríanen un ciclo de libertad y reincidencia sin recibir tratamientopsiquiátrico.

Según un informe de Council of State Governments JusticeCenter, el 17 por ciento de las personas que ingresaron en el2009 al sistema de justicia penal tenía una enfermedad mentalgrave.

Un estudio del 2007, realizado por RAND Corporation y que fueel primero sobre la relación costo-efectividad de los tribunalesde salud mental, reveló que uno solo (en Pennsylvania) leahorraba 3,5 millones de dólares en dos años a loscontribuyentes.

Pero dado que la implementación de estos tribunales "varíasegún la jurisdicción, el juez y el tiempo", el equipo deSteadman señala que los estudios sobre la efectividad de un solotribunal son "limitados".

Por lo tanto, los autores seleccionaron cuatro tribunales desalud mental (dos en California, uno en Minnesota y uno enIndiana). Compararon a 447 personas derivadas al sistema judicialde salud mental con 600 personas con enfermedad mental derivadosal sistema de justicia penal tradicional (grupo de control).

En los 18 meses previos, el 93 por ciento de las personasjuzgadas en el sistema de salud mental y el 95 por ciento delgrupo de control volvieron a ser arrestados por lo menos una vezmás.

Pero en los 18 meses posteriores al ingreso al sistemajudicial, sufrió un segundo arresto el 49 por ciento de losparticipantes juzgados en el sistema especializado, comparado conel 58 por ciento del grupo de control.

En el período previo al ingreso al sistema judicial de saludmental, los delincuentes pasaron unos 73 días en prisión,comparado con 82 días después de ingresar al sistema. Pero, en elgrupo de control, el tiempo promedio en prisión pasó de 74 a 152días en ambos períodos.

Las personas con esquizofrenia o depresión juzgados entribunales de salud mental fueron significativamente máspropensas a sufrir un nuevo arresto que las personas contrastorno bipolar o que habían consumido drogas en los 30 díasprevios.

"Nuestros resultados no responden por completo preguntasclave: para qué personas son más útiles los tribunalesespecializados o qué mecanismos producen los resultadospositivos. Se necesitan más estudios para responderlas", escribióel equipo.

FUENTE: Archives of General Psychiatry, online 4 de octubredel 2010