Público
Público

Trichet y Bernanke piden decisiones a los gobiernos

La UE reconoce que hay países con margen de maniobra para reactivar su crecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lamento fue común, pero sus protagonistas tenían poco que ver entre sí. Tanto Jean-Claude Trichet, presidente del BCE, como Ben Bernanke, de la Reserva Federal, criticaron la falta de acción política ante la crisis ante el previsible estancamiento del crecimiento. 'Esperamos que la zona del euro crezca moderadamente, debido a la incertidumbre particularmente alta y los intensificados riesgos a la baja', advirtió el presidente del BCE. 'Realmente, estamos ante un crecimiento lento y no es una buena situación', aseguró Bernanke. 'Como todo el mundo, no estoy satisfecho con cómo va la economía', reconoció, exigiendo al Congreso que evite medidas fiscales que puedan 'obstruir' la débil recuperación.

Su análisis lleva implícito un reproche hacia los Gobiernos de EEUU y la zona del euro que se dejó sentir en Luxemburgo, donde los ministros de Economía de la UE celebraban una reunión. Los ministros de Finanzas reconocieron que hay países europeos con margen de maniobra para reactivar el crecimiento. Se trata de Suecia, Luxemburgo y Finlandia, que todavía no están sometidos a un procedimiento por déficit excesivo. Además, Alemania dispone del margen que le garantiza el superávit por cuenta corriente, suficiente como para aflojar el ritmo de la austeridad. Así lo recogen las conclusiones de Ecofin, que llaman a estos países a recordar sus obligaciones con el crecimiento de la zona del euro.

Según la vicepresidenta económica, Elena Salgado, 'los países que están en mejor situación deberían tirar de la demanda global'. El miedo a un estancamiento europeo ha llevado a los diplomáticos de la UE a replantearse su análisis sobre la situación actual, al igual que los gobernadores de las instituciones monetarias. Sin embargo, no está claro que la estrategia vaya a cambiar a corto plazo. 'La idea que tenemos que seguir trasladando es que lo más prioritario para el conjunto de la zona euro y la UE es consolidación fiscal', advirtió Salgado, para quien el recorte del déficit es una tarea ineludible. Salgado aplazaba así las 'dudas razonables' del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que este domingo pidió reducir el ritmo de la austeridad.