Público
Público

Trinidad Jiménez cree que las palabras de Soler demuestran desprecio "hacia los de fuera"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Sanidad y aspirante a la candidatura socialista a la Comunidad de Madrid, Trinidad Jiménez, ha asegurado hoy que las declaraciones de un parlamentario regional del PP sobre su acento andaluz demuestran "desprecio hacia los que venimos de fuera" y "se descalifican por sí solas".

En su ciberdiario, el diputado de la Asamblea de Madrid Juan Soler había escrito el miércoles que el acento de Jiménez, que es malagueña, "le hace más apta para Dos Hermanas o Velez-Málaga, suena extraña y sólo aparece por aquí para aspirar a un puesto(...) Le faltan fondo y cuajo madrileño", aunque ayer pidió disculpas a través de una nota.

En declaraciones a Efe, Trinidad Jiménez ha asegurado que "ese tipo de expresiones hay que analizarlas con cierta distancia, porque se descalifican por sí solas".

La prueba, ha añadido, "es que dirigentes del PP han sido muy duros con este tipo de expresiones, y ha habido una reprobación muy grande del conjunto de la sociedad".

Los comentarios de Soler "demuestran una actitud de desprecio hacia las personas que venimos de fuera, cuando Madrid es cosmopolita, acogedora, abierta y caben todo tipo de identidades", en opinión de la titular de Sanidad, quien competirá con Tomás Gómez por ser el candidato socialista a la Comunidad de Madrid en mayo de 2011.

Jiménez ha recordado que en la región hay un trece por ciento de inmigrantes, "cinco puntos más que la media del resto de España", y que ella misma lleva veintiséis años viviendo en Madrid y gozando del "carácter acogedor y abierto de los madrileños".

De Soler ha añadido que es una persona que carece de respeto para los que se dedican a la política, ya que en su "blog" se refería a ella como "esa chica".

"No sólo habla de mi acento, sino que parece desconocer que soy ministra del Gobierno de España, que llevo años en política y que merezco un respeto", ha apuntado.

Para Jiménez la polémica suscitada por el diputado popular es "una cuestión de formas, de entender las relaciones humanas, personales y políticas. No merece la pena insistir más".