Público
Público

Triple alianza europea por la tasa bancaria

Francia, Alemania y Reino Unido sellan un pacto para defender con firmeza la implantación del impuesto ante el G-20

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La triple entente del siglo XXI la acaban de formar Francia, Alemania y Reino Unido con un objetivo inaudito hace tan sólo un lustro: lograr que las instituciones financieras tengan un impuesto que resuelva los problemas futuros que creen sus operaciones más arriesgadas.

Las tres economías más importantes de la Vieja Europa enviaron ayer un inusitado comunicado conjunto en el que sellan su alianza en pro de un gravamen para la banca que sirva para contener, o al menos prevenir, el riesgo sistémico que crean algunas instituciones financieras. El anuncio de este pacto europeo llega cuatro días antes de la celebración de la cumbre del G-20 en Toronto, donde se debatirá la pertinencia de esta tasa. Pero la advertencia de Europa al G-20 es clara: actuará sola si los demás no se deciden a crear esta tasa.

Los tres gobiernos están decididos a poner en marcha la medida

'Los gobiernos francés, británico y alemán están resueltos a poner en marcha el ambicioso programa de reforma del sector financiero esbozado por el G-20 en todos sus aspectos, y esperan debatir en profundidad estas propuestas', dice el comunicado. Aunque fuentes gubernamentales españolas están seguras de que la posibilidad de que se llegue a un acuerdo en Toronto es 'cero', el nuevo órdago europeo puede forzar si no un acuerdo, sí un principio de pacto. Por ahora, la polémica está servida porque el país anfitrión, Canadá, ya se ha opuesto resueltamente a esta tasa. También Australia y Brasil han mostrado su rechazo a los impuestos a la banca.

Pero lo que más pesa es el relativo silencio de EEUU, embarcado en su propia tasa financiera, que es distinta a la europea, ya que utilizará los fondos recaudados para compensar las inyecciones de capital ya concedidas a los bancos. Es decir, recaudará a posteriori.

Para sortear estas diferencias, los tres aliados reseñan que 'cada país puede adaptar la modalidad de tasa que más le convenga, en función de su contexto y su fiscalidad y el nivel del gravamen preservará siempre el principio de igualdad'. En este sentido, los tres han ideado soluciones distintas. Alemania adelantó ayer que 'a lo largo de este verano' presentará un borrador con su tasa financiera. Reino Unido lo anunció ayer (ver información en página 20) y Francia introducirá la tasa en su próximo proyecto de ley de las finanzas.

Por su parte, Zapatero aseguró ayer en el Senado que en octubre se conocerían los nuevos detalles de la regulación financiera.