Público
Público

La tripulación de la EEI "cultiva" por descuido hongos en el módulo ruso "Zaryá"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) realiza cultivos exclusivamente en un invernadero orbital, pero por un descuido ha criado también hongos en el módulo ruso "Zaryá", reveló hoy el Instituto de Problemas Biomédicos de la Academia de Ciencias de Rusia.

Los cosmonautas se lavaron en la unidad "Zaryá" y extendieron las toallas mojadas y la ropa en los paneles, explicó la jefa del laboratorio de microbiología del instituto, Natalia Novikova, citada por la agencia oficial Itar-Tass.

Como consecuencia salieron hongos, lo que conllevó un "empeoramiento significativo de las condiciones microbiológicas y sanitarias en el módulo, agregó.

La aparición de hongos en la EEI pueden provocar graves daños a la salud de los cosmonautas, especialmente por la posibilidad de que causen fuertes alergias.

Para evitar riesgos, los especialistas "limitaron de inmediato el uso de la unidad para procedimientos sanitarios e higiénicos" y recomendaron a la tripulación utilizar para esos fines el vehículo espacial europeo Julio Verne y, tras su desenganche a principios de septiembre pasado, los segmentos de transbordo ruso y estadounidense.

Asimismo, ordenaron a los cosmonautas llevar a cabo una limpieza general del módulo "Zaryá", de cuyo lanzamiento al espacio, que supuso el inicio del funcionamiento de la EEI, se celebra hoy el décimo aniversario.

Ahora, este problema ha sido solucionado definitivamente: el pasado lunes, el transbordador Endeavour transportó a la plataforma orbital una cabina de duchas.