Público
Público

La tripulación llama a casa en su primer día de libertad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer oficial del pesquero ‘Playa Bakio', Ignacio Abal, aseguró ayer que la tripulación se siente 'más segura y tranquila' tras ser liberada. En el primer día posterior al cautiverio, los marineros se dedicaron a descansar y a tranquilizar a sus familias.

Los momentos más difíciles del secuestro fueron el 'asalto y la retirada' de los piratas que, según relataron los pescadores, estaban 'famélicos' y les apuntaban constantemente con sus metralletas. No obstante, a medida que éstos veían que los marineros se portaban bien, les daban mayor libertad y les permitían libertad de movimientos.

El marinero Abal denunció que las aguas de Somalia son un 'abismo de piratas'. En ellas es posible encontrar barcas a 80 millas que envían 'un pepinazo con un bazoca al puente del barco y pierdes la vida'.

Reconocimiento médico

Ayer, la prioridad de los atuneros, que esperan regresar el miércoles, fue hablar con sus familias con el único teléfono del que disponían a bordo del ‘Playa de Bakio', y descansar. En esas conversaciones, sus allegados les encontraron extremadamente cansados y con un estado de ánimo 'muy bajo'.

Los marineros fueron sometidos a un reconocimiento médico realizado por un facultativo de la fragata Méndez Núñez, que escolta al pesquero rumbo a las Seychelles.