Público
Público

La tripulación no configuró bien el avión accidentado en 2008 en Barajas, según los investigadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tripulación del aparato de Spanair siniestrado en agosto de 2008 en el aeropuerto de Madrid-Barajas perdió el control después del despegue "por no haber configurado el avión correctamente" y no haber desplegado los flaps/slaps (alerones empleados para aterrizar y despegar).

Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), en el informe definitivo del accidente, en el que murieron 154 personas, publicado hoy.

En el capítulo de causas, el informe señala que la tripulación no detectó el error de configuración ni "identificó los avisos de pérdida ni corrigió esa situación después del despegue", lo que causó un deterioro de las condiciones de vuelo.

Entre los factores que contribuyeron al accidente, la CIAIAC afirma que no hubo un aviso de configuración incorrecta porque el TOWS (sistema que alerta en estos casos) no funcionó.