Público
Público

Los triunfos en la Liga no salvan a Calderón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Mark Elkington

Ramón Calderón se vio obligado el viernes a dimitir como presidente del Real Madrid, pese a haber ganado dos títulos de Liga consecutivos en sus dos años y medio al frente del equipo.

El abogado de 57 años se hizo cargo del club en julio de 2006, justo cuando la entidad acababa de completar su tercera temporada consecutiva sin lograr un trofeo importante, la peor racha en 50 años.

Contrató a Fabio Capello como entrenador y el equipo arrebató la Liga al Barcelona en 2007, mientras que la plantilla experimentó una profunda remodelación.

Calderón y su director deportivo, Pedja Mijatovic, despidieron a Capello, que no era popular entre los aficionados, y ficharon al ex jugador alemán Bernd Schuster. El equipo volvió a ganar el título de Liga, esta vez con más comodidad.

Pero la presidencia de Calderón nunca ha sido estable y la situación se tornó insostenible cuando llegó a la prensa el escándalo en la asamblea general del pasado mes.

Su cargo ha estado marcado por la controversia desde que ganó las elecciones por una estrecha mayoría que minó la legitimidad de su mandato, y ha sufrido continuos ataques de sus poderosos rivales, medios de comunicación hostiles y aficionados no convencidos.

Una queja común es que ha minado el prestigio de los nueve veces campeones de Europa.

* La victoria electoral de Calderón en 2006 por sólo 246 votos sobre Juan Palacios, se vio eclipsada por las disputas sobre la validez del voto por correo.

Unas 10.000 papeletas postales nunca fueron recontadas después de que un juez dictaminara que los controles en las elecciones eran inadecuados para garantizar su legitimidad.

Sus rivales a la presidencia iniciaron acciones legales contra la decisión, que no se resolvieron hasta febrero de 2007, cuando un juez mantuvo la decisión original y declaró nulos los votos por correo. Calderón respaldó la decisión.

* Durante la campaña, Calderón prometió fichar al centrocampista brasileño Kaká, el centrocampista español Cesc Fàbregas y el extremo holandés Arjen Robben.

Robben aterrizó procedente del Chelsea en 2007, pero Calderón no pudo contratar ni a Kaká ni a Cesc.

El Madrid desvió su atención hacia Cristiano Ronaldo el año pasado, pero de nuevo los muchos comentarios del presidente diseñados para aumentar las expectativas, cayeron en saco roto.

* Los movimientos de Calderón en el mercado de fichajes, junto a Mijatovic, ayudaron a reconstruir un equipo desequilibrado tras el fracaso del experimento "galáctico" de Florentino Pérez.

Los fichajes de Robben, Pepe y Gonzalo Higuaín han sido un éxito, pero demasiadas caras nuevas como Fernando Gago, Christoph Metzelder, Javier Saviola, Marcelo, Royston Drenthe y Rafael van der Vaart no han inspirado a los aficionados acostumbrados a un emocionante fútbol de ataque.

* Los esfuerzos por fichar a Cristiano Ronaldo el pasado verano llevaron al club a perder a Robinho, que fichó por el Manchester City, y los intentos de última hora por conseguir a David Villa y Santi Cazorla fracasaron.

Esta temporada Calderón y Mijatovic han sido criticados por sus métodos y falta de planificación. Una mala racha antes de diciembre llevó a la destitución de Schuster y el fichaje de Juande Ramos como entrenador, quien logró un giro en los resultados. No obstante, el Madrid está a 12 puntos del Barcelona en la Liga.

* El equipo no parece lo suficientemente fuerte para poner fin a los malos resultados en Europa, a juzgar por su actuación en la fase de grupos de la Liga de Campeones, donde quedó segundo por detrás de la Juventus.

En octavos de final, donde ha sido eliminado las últimas cuatro temporadas, se enfrenta al Liverpool.

* Los fichajes de Klaas Jan Huntelaar y Lassana Diarra en diciembre llevaron a otra tormenta de críticas en los medios por no percatarse de que sólo uno podría ser inscrito en la Liga de Campeones cuando la competición vuelva en febrero.

La apelación ante la UEFA ha sido rechazada.