Público
Público

La troika avala la entrega del sexto tramo del rescate griego

La ayuda al país heleno no llegará hasta principios de noviembre.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los inspectores de la troika enviada a Atenas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la UE y el BCE ha dado luz verde para el desembolso del sexto tramo del rescate griego (8.000 millones de euros), aunque ha hecho hincapié en la necesidad de emprender reformas estructurales y acelerar las privatizaciones, y ha abierto la puerta a la posibilidad de medidas adicionales en los próximos años.

El dinero llegará a Grecia probablemente para principios de noviembre, siempre y cuando el Eurogrupo y el Consejo Ejecutivo del FMI aprueben el informe definitivo de sus enviados.

En su comunicado oficial, los oficiales del equipo de la Comisión Europea, el BCE y el FMI destacan que Grecia ha hecho avances significativos, en particular en el campo de la consolidación fiscal, aunque reconocen que la meta del déficit presupuestario para 2011 es ya inalcanzable (del 7,6% del PIB calculado en mayo, se revisó al 8,5%). Por otra parte, considera suficientes las medidas tomadas por el Gobierno heleno para 2012, pero subraya que es probable que se necesiten más recortes en 2013 y 2014 para alcanzar los objetivos del programa.

La misión de la troika ha culminado su quinta visita de evaluación en Atenas durante unos días llenos de fuertes protestas sociales, huelgas y manifestaciones e, incluso, ocupación de sedes ministeriales para impedir su encuentro con las autoridades locales. Parte de ese ambiente caliente se refleja en su comunicado, que subraya que la reducción del déficit debe hacerse de una manera socialmente aceptable e incide en que se creen las condiciones para la recuperación, mediante reformas en el sector público y en la economía en general.

En cuanto a las perspectivas financieras, la troika espera más recesión de lo previsto en junio (5,5%) y aplaza la recuperación a 2013, en parte, por la falta de confianza de los inversores y, en parte también, porque considera que las reformas estructurales no han alcanzado aún al nivel necesario para empezar a cambiar el clima de negocios.

En el ámbito de las privatizaciones, el comunicado señala el avance que supone la creación de un fondo de privatizaciones. Subraya, sin embargo, que los retrasos en el proceso y la recesión provocarán una pérdida significativa de los ingresos previstos en 2011. No obstante, el Gobierno insiste en su compromiso de recaudar unos 35.000 millones hasta final del año.

Por otro lado, el ministro de Finanzas griego, Evángelos Venizelos, se ha enfrentado al descontento de los diputados de su propio partido durante la sesión parlamentaria de los departamentos de Trabajo y Finanzas del Pasók. Ante las fuertes críticas de sus colegas socialistas, que han planteado objeciones contra los recortes de sueldos públicos y funcionarios, Venizelos ha estallado: 'Si pensáis que el Gobierno es ineficaz y que no hay ningún fundamento moral en lo que hacemos, ¡colapsadlo!'. Es la primera vez que se oye tal declaración por parte del vicepresidente del Gobierno, en un síntoma de los crecientes desacuerdos dentro del Pasók.