Público
Público

La troika cede sobre la reforma laboral y desatasca las ayudas a Grecia

Los socios de Samaras consiguen salvar temas como la reducción de las indemnizaciones por despido. Confusión entorno a una posible ampliación de dos años del plazo para cumplir con el déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro griego de Finanzas, Yannis Stournaras, ha informado de que el Gobierno heleno ha llegado a un acuerdo con la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) sobre todos los aspectos del programa de ajustes y reformas. 'El acuerdo está cerrado', aseguró Stournaras en declaraciones a los periodistas recogidas por el diario griego Kathimerini, que apunta que es probable que la coalición de Gobierno pueda remitir las nuevas medidas al Parlamento heleno a finales de esta semana. 

El diario informa de que se han logrado frenar algunas de las reformas laborales propuestas por la troika y que este martes dos de los tres partidos de la coalición, el socialista PASOK y la Izquierda Democrática, aseguraron que no aceptarían. En concreto, el medio habla del plazo que deben cumplir las empresas para notificar un despido, que hasta ahora era de seis meses. Los enviados de la troika habían pedido que se redujera a tres y finalmente el acuerdo lo deja en cuatro.

Izquierda Democrática también estaba en contra de reducir la indemnización por despido a los trabajadores que llevan más de 16 años en una empresa. El pacto final parece basarse en que los empleados podrán cobrar una indemnización acorde con su sueldo por esos 16 años, mientras que por el resto se impondrá un techo de 2.000 euros por año trabajado. Según el mismo diario, es una cufra superior a la que exigía la troika. Stournaras explicó que informará al Grupo de Trabajo del Euro sobre el estado de las conversaciones cuando los técnicos se reúnan en Bruselas el viernes y el lunes, con vistas a la próxima reunión del Eurogrupo del 12 de noviembre, día en el que está previsto que el nuevo paquete sea aprobado en el Parlamento griego.

Por otra parte, el propio Stournaras afirmó esta mañana que Grecia se había asegurado una extensión del plazo para cumplir los objetivos de déficit. El diario alemán Süddeutsche Zeitung informaba esta mañana de que esa ampliación era de dos años, términos que fueron desmentidos por el miembro alemán del directorio del Banco Central Europeo, Jörg Asmussen.

El acuerdo, según el diario, permitirá a Atenas demorar hasta 2016 el objetivo de que su nuevo endeudamiento cumpla con los criterios del Tratado de Maastricht y no supere el 3 % del PIB. También contempla que Grecia retrase la aplicación de las reformas de su mercado laboral y en el mercado energético, así como el aplazamiento de la privatización de empresas estatales y objetos inmobiliarios.

Tras meses de inflexibilidad para con Grecia, Alemania ha accedido recientemente a las pretensiones helenas, a cambio de que este país se mantenga dentro de la eurozona.

Después del significativo viaje de la canciller, Angela Merkel, a Atenas, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se mostró el martes a favor de aumentar los plazos para que Grecia cumpla con sus compromisos y logre una administración 'efectiva' equiparable a las del resto de la UE precisa 'un tiempo suficiente'.