Público
Público

La troika concluye hoy la revisión de las medidas de Irlanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una misión de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) concluye hoy la revisión de las medidas adoptadas por el Gobierno irlandés en el último trimestre para cumplir con su rescate.

Durante diez días la troika ha evaluado los progresos efectuados por Irlanda, uno de los países de la zona del euro con graves problemas de deuda, y presenta hoy su Memorándum de Entendimiento con el Ejecutivo de Dublín para marcar los objetivos del próximo periodo.

Se trata de la cuarta revisión trimestral que efectúan esos organismos internacionales desde que el pasado noviembre concediesen al Gobierno irlandés un paquete de ayuda valorado en 85.000 millones de euros.

Como en los anteriores análisis, se espera que la troika certifique la actuación de Irlanda para cumplir con sus compromisos adquiridos.

El énfasis de esta nueva evaluación ha recaído sobre el estado actual del rescate y los pasos que tiene previsto dar el Gobierno hasta diciembre, cuando presente los Presupuestos Generales para 2012.

Su programa de ayuda obliga a Irlanda a adoptar medidas de ajuste en los Presupuestos encaminadas a ahorrar 3.600 millones de euros durante el próximo año para reducir su déficit público hasta el 8,6 % del Producto Interior Bruto (PIB).

La "hoja de ruta" también prevé que 1.500 millones de euros vayan a parar a las arcas del Estado a través de impuestos adicionales, mientras los 2.100 millones restantes se obtendrán de una severa reducción del gasto público, pese a que el Gobierno ha prometido no modificar el régimen fiscal ni los subsidios sociales.

Durante los últimos días, el Gobierno y la troika también han abordado la venta de bienes estatales y la introducción de otras medidas de ajuste en forma de impuestos, como uno destinado a gravar la vivienda.

Con la privatización de recursos estatales, Dublín espera recaudar unos 2.000 millones de euros, lo que dará pie a un nuevo debate para decidir qué se hace con ese dinero.