Publicado: 16.12.2013 16:15 |Actualizado: 16.12.2013 16:15

La troika pide a España "seguir vigilando de cerca" a la banca

Avisa de que la situación del sector financiero está amenazada por la crisis y la caída del precio de la vivienda. Bruselas y el FMI estiman que el ajuste en el mercado inmobiliario se ha ralentizado pero todavía no se ha com

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los inspectores de la troika (la Comisión, el BCE y el FMI) han constatado este lunes que España ha cumplido todas las condiciones impuestas por la UE a cambio del rescate bancario y que la liquidez y la solvencia de las entidades mejora, pero han pedido al Gobierno que siga vigilando "de cerca" la estabilidad del sector, que continúa amenazada por la crisis y la caída del precio de la vivienda.

La Comisión, el BCE y el FMI han publicado este lunes en dos informes paralelos las conclusiones preliminares de su quinta visita a España, que tuvo lugar entre el 2 y el 13 de diciembre. Se trata de la última misión de la troika antes del fin del rescate bancario, que se cerrará oficialmente el 23 de enero de 2014 sin ningún tipo de prórroga o ayuda adicional. España ha utilizado 41.300 millones de euros de los 100.000 millones ofrecidos por el Eurogrupo para reestructurar la banca.

"El entorno económico general ha continuado pesando en el sector bancario, incluso si este impacto ha disminuido recientemente", avisan los inspectores. "La rentabilidad del sector bancario se verá afectada por tanto en los próximos años por los volúmenes todavía decrecientes de intermediación y por una continua presión en la calidad de los activos, también debido a la caída adicional de los precios de la vivienda, ya que el ajuste en el mercado inmobiliario se ha ralentizado pero todavía no se ha completado", subrayan los informes. "Por ello, los supervisores y los legisladores deben seguir vigilando de cerca el funcionamiento y la estabilidad del sector bancario", reclaman los inspectores. "El diagnóstico continuo en profundidad de la resistencia a shocks y la solvencia del sector bancario español sigue siendo vital", subrayan, para garantizar una "preparación adecuada" de cara a la revisión de balances y a la nueva ronda de test de estrés que llevarán a cabo en los próximos meses el BCE y la Autoridad Bancaria Europea.

"En particular, legisladores y supervisores deben continuar prestando una estrecha atención a los bancos que en la actualidad son propiedad del FROB, para garantizar un modelo de negocios y una gobernanza adecuados para que estas entidades avancen", apuntan la Comisión y el BCE.

La troika reclama además al banco malo que gestiona los activos inmobiliarios de los bancos rescatados que continúe con sus esfuerzos para vender su cartera de viviendas con el objetivo de "maximizar sus resultados financieros y contribuir al adecuado funcionamiento del mercado inmobiliario de España en su conjunto".

El cumplimiento de las condiciones del rescate bancario "se ha completado", y ello ha contribuido a una reforma completa del marco de gobernanza, regulación y supervisión del sector bancario español. La troika pide que se aproveche para continuar con una supervisión "proactiva" y una vigilancia más estrecha con el fin de lograr un sector financiero más resistente. "La situación de liquidez y la estructura de financiación del sector bancario español ha mejorado aún más debido a que los depósitos han aumentado y a que los bancos se están beneficiando del acceso a los mercados de financiación. La posición de solvencia de los bancos se mantiene confortable tras la recapitalización de partes del sector bancario, la transferencia de activos a la Sareb y los resultados positivos en materia de beneficios hasta ahora", apunta la troika.

Además, la reforma de los activos fiscales diferidos ayudará a aumentar la solvencia del sector bancario cuando entren en vigor en 2014 las nuevas reglas de la UE en materia de requisitos de capital. "Las condiciones de financiación para amplias partes de la economía han mejorado, incluso si las condiciones de financiación para las pymes siguen siendo difíciles", indican las conclusiones.

En materia de política económica, la Comisión y el Banco Central Europeo reclaman al Gobierno que respete "plenamente" los objetivos de déficit, con el objetivo de revertir el aumento en la deuda pública, y que complete la agenda de reformas. Ello resulta "imperativo" para devolver a la economía a una senda de crecimiento sostenible". "Debe mantenerse el impulso para finalizar las reformas planificadas y en marcha -entre las que se encuentran la retrasada ley de servicios profesionales, las reformas de la administración pública, el refuerzo adicional de las políticas del mercado de trabajo, la eliminación del déficit de tarifa y la revisión del sistema tributario- y para garantizar la aplicación efectiva de todas las reformas", reclaman los inspectores.

La Comisión y el BCE prevén una "recuperación gradual de la actividad" en España y creen que el fin de la destrucción de empleo está cerca. "La situación económica sigue no obstante sujeta a riesgos mientras los desequilibrios continúan corrigiéndose", avisan.

Por su parte, el FMI ha destacado en su informe que, si bien los esfuerzos desarrollados bajos el plan de asistencia "han hecho más fuerte, seguro y de menores dimensiones al sistema bancario", aún persisten importantes desafíos para el sector financiero, puesto que la economía aún soporta el proceso de desendeudamiento del sector privado y de consolidación fiscal que podrían lastrar el ritmo de recuperación y amenazar la rentabilidad de la banca. De este modo, los expertos de la institución consideran prioritario a nivel nacional adoptar una supervisión y vigilancia proactiva continuada, incluyendo los esfuerzos necesarios para adecuar la situación de los bancos a los tests europeos. Asimismo, el FMI señala que las garantías de un adecuado provisionamiento fomentarán la disposición de activos en el tiempo, liberando así espacio en los balances de los bancos para conceder nuevos préstamos.