Público
Público

La troika urge a Grecia a acelerar los recortes en salarios públicos

Las protestas impiden a los inspectores de los organismos acreedores recabar datos del ajuste

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La segunda jornada de las negociaciones de la Troika con los oficiales del Gobierno griego ha traído las primeras complicaciones. Mientras los manifestantes volvían a ocupar varios ministerios, incluso la sede del Ministerio de Transporte, para impedir la reunión de los inspectores con los ministros griegos, la troika pedía que se acelerase la aplicación de las reformas y los ajustes salariales en el sector público.

Según fuentes del Ministerio de Finanzas, los inspectores estiman que el déficit para 2011 será superior al 8,5% (la meta es el 7,6%) y pide medidas adicionales, esta vez en el campo de gastos, ya que entienden que la recaudación de impuestos es un proceso lento. El mercado ha vuelto a especular con que se esté renegociando una quita para los bonos griegos que podría ser de hasta el 75%.

La troika pide que se acelerase la aplicación de las reformas

En cualquier caso, la aceleración del plan de privatizaciones y aplicación de forma inminente del sistema común de remuneraciones están en la primera línea de las exigencias de los acreedores internacionales. Los inspectores han demostrado su frustración ante el hecho de que hasta el momento los 151 organismos estatales a los que se les pidió presentar una lista de personal que podría ir a la reserva han propuesto la baja de 300 empleados, mientras el primer plan preveía 3.000. En total, Grecia se ha comprometido a poner en reserva a unos 30.000 empleados hasta finales de este año, pero aún no se ha concretado la cifra para 2012. El Gobierno heleno sostiene que han surgido carencias legislativas que impiden la aplicación inmediata de esta medida. La negociación sobre este tema es posible que no se acabe el domingo en el Consejo de Ministros, sino durante la próxima semana.

El equipo de la troika también mostró su malestar por el retraso en la aprobación del sistema de remuneraciones. Los acreedores internacionales creen que esta medida y la del nuevo impuesto inmobiliario no serán suficientes para reducir el déficit en 2011. La próxima semana, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, se reunirán para debatir los términos del rescate griego.

Portugal, el tercer país rescatado con fondos de la troika, anunció por la tarde que también tomará nuevas medidas para reducir su déficit. Aunque descarta subir impuestos, el Ejecutivo luso venderá patrimonio estatal y concesiones, y hará una transferencia de fondos de pensiones de la banca..