Público
Público

Tropas iraquíes toman el control del principal bastión de Muqtada al Sadr en Basora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las tropas iraquíes lograron hoy tomar el control del principal bastión del clérigo radical chií Muqtada al Sadr en la ciudad meridional de Basora después de duros combates según informó el portavoz del Ministerio iraquí de Interior, general Abdel Karim Jalaf.

En declaraciones a la prensa en Bagdad, Jalaf dijo que "nuestras fuerzas están desplegadas ahora en la zona de Al Hayaniyat, en el oeste de Basora, por lo que la controlan totalmente".

El anuncio de Jalaf se produce después de que esta mañana un portavoz de la gobernación de Basora informase de que desde la pasada madrugada se libraban duros combates entre tropas iraquíes y miembros de la milicia "Ejército del Mahdi", liderada por Sadr, en el área de Al Hayaniyat.

Asimismo, el portavoz afirmó que las redadas llevadas a cabo en ese área han terminado con la detención de varias personas que eran buscadas por la policía, además del descubrimiento de un taller para la fabricación de explosivos y la incautación de varios vehículos que habían sido robados.

Con apoyo aéreo norteamericano, las fuerzas iraquíes lograron entrar en Al Hayaniyat, que es el principal feudo de Sadr en Basora, después de ocho días de cerco.

Desde entonces, la aviación norteamericana bombardeó en varias ocasiones lugares de esa zona donde supuestamente se escondían milicianos, causando un número indeterminado de bajas en sus filas, indicó el portavoz.

Por otra parte, Harez al Ezari, responsable de la oficina de Sadr en Basora dijo que el bloque político del clérigo ha comenzado a desalojar todas las oficinas gubernamentales que usaba como sedes en Basora, en cumplimiento de lo ordenado por el primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki,

"Estamos desalojando la oficina ubicada en un edificio en el área de Al Tauisat, en el centro de Basora, para entregarla a la policía", subrayó Ezari.

El "Partido Al Daua", al que pertenece Al Maliki, también abandonó anoche la oficina que ocupaba en Basora.

Estos desalojos se producen después de que Maliki pidiese recientemente a las formaciones políticas de Basora, incluido el propio partido Al Daua, que devolvieran las oficinas y los edificios gubernamentales que ocuparon de manera irregular tras la caída del régimen de Sadam Husein a resultas de la invasión norteamericana de marzo de 2003.