Publicado: 22.03.2014 16:27 |Actualizado: 22.03.2014 16:27

Tropas rusas toman la base ucraniana de Belbek, donde los militares se negaban a rendirse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Militares rusos han entrado esta tarde en la base aérea de Belbek, en Ucrania, cuyos ocupantes se negaban a rendirse. Un blindado ha roto la puerta y ha entrado   en la base, sobre las cuatro de la tarde hora española. Después, han disparado con fusiles automáticos y granadas aturdidoras, lo que ha causado heridas a un militar ucraniano, según ha informado un corresponsal de Reuters desde la propia base.

El comandante de la base, Yuli Mamchur, se encuentra detenido por las fuerzas rusas. El propio Mamchur ha informado de que un soldado ucraniano ha resultado herido y de que él mismo está bajo custodia de las fuerzas atacantes y está siendo llevado hacia un lugar no revelado para negociar. Ante la pregunta de si cree que volverá sano y salvo, Mamchur dijo que "eso está por ver". "Por ahora estamos llevando todas nuestras armas al arsenal de la base", ha relatado.

Antes de marchar con los rusos, Mamchur arengó a sus tropas y les dijo que informaría de que se habían mantenido firmes. Los soldados respondieron con aplausos y coreando consignas como "¡Larga vida a Ucrania!".

"Las tropas rusas que están en nuestro aeródromo nos han dado una hora para rendirnos o, de lo contrario, iniciarán el asalto. No nos vamos a ningún lado. Veremos en qué consiste el asalto", había afirmado Podovalov a Reuters.

Belbek está cerca de Sebastopol y es una de las pocas instalaciones militares que aún quedaban en manos de Ucrania dentro de la región de Crimea, que recientemente ha votado en referéndum su adhesión a la Federación Rusa.

La entrada de las tropas rusas podía ser seguida en directo desde una webcam situada dentro de las instalaciones hasta que ha sido destruida veinte minutos después.

Los medios de comunicación que permanecían apostados en las inmediaciones han sido agrupados por los soldados rusos y a algunos se les ha confiscado sus cámaras.

Otra base militar, la de Novofedorivka, en el oeste de Crimea, fue rodeada esta mañana por manifestantes prorrusos desarmados que se han hecho con el control de las instalaciones. Los militares se han encerrado en algunos edificios de la base, según informa la agencia France Press.

La agencia de noticias ucraniana UNN informa, por su parte, que fuerzas rusas han tomado el único submarino que tiene la Marina ucraniana en Crimea, el 'Zaporizhzhia', que está atracado cerca de Sebastopol en la bahía de Striletska. El 'Zaporizhzhia' enharbola ahora la bandera de la Armada rusa.

El submarino fue rodeado esta mañana por buques rusos y atacado con granadas aturdidoras, lo que provocó la huida del capitán y una parte de la tripulación. El resto de los marinos se han quedado en el submarino y han decidido servir al ejército ruso.

El ministerio de Defensa ruso ha comunicado que 54 de los 67 barcos de la Armada ucraniana emplazados en Crimea han cambiado de bando y se han puesto bajo su mando, entre ellos ocho navíos de guerra y el submarino.

"De los más de 18.000 militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania emplazados en territorio de la República de Crimea, menos de 2.000 han manifestado su deseo de ser trasladados a territorio (continental) de Ucrania", según un comunicado difundido por el ministerio de Defensa ruso.