Público
Público

El "truco o trato" llega a la Casa Blanca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una larga fila de niños invadió el sábado la Casa Blanca para jugar al "truco o trato" con Barack y Michelle Obama durante la tradicional celebración de la fiesta de Halloween.

El presidente de Estados Unidos repartió caramelos a los escolares locales y a los hijos del personal militar y empleados de la Casa Blanca que acudieron a la mansión.

Brujas, fantasmas, verdugos y vampiros participaron en la recepción, que se llevó a cabo en el Pórtico Norte del edificio, donde colgaba una araña negra gigante para ambientar la festividad y donde una orquesta de esqueletos daba la bienvenida a los pequeños.

Las ventanas de la planta baja estaban adornadas con misteriosos ojos de gato amarillos, a juego con la vestimenta de la primera dama, que escogió un estampado de leopardo para regalar caramelos y chucherías a los niños. Su marido, en cambio, optó por un atuendo sobrio, pero sin faltar al negro, que en esta fiesta es indispensable.

Se dice que la noche de Halloween se abre la puerta que separa el mundo de los vivos y de los muertos, y que los espíritus de los difuntos hacen una procesión en los pueblos en los que viven. Visitan la casa de sus familiares, y para que no molesten hay que poner una vela en recuerdo a cada difunto.

Las calabazas talladas y vaciadas para poder colocar una vela dentro representan al espíritu más malo, que jugaba a "trick or treating" (truco o trato) con los vecinos y con el que era mejor llegar a un trato, porque no hacerlo podía suponer una maldición para la casa o el ganado. Actualmente, los niños llaman a las puertas de sus vecinos para pedirles caramelos a cambio de no hacer travesuras en torno a sus casas.

La fiesta de Halloween tiene su origen en una festividad céltica llamada Samhain, con la que se celebraba el fin de la temporada de cosechas en la cultura celta. Con ella llegaba el "Año Nuevo Celta", que empezaba con el invierno, la estación oscura.

Los romanos mantuvieron la celebración como "fiesta de la cosecha" en honor a la diosa de los árboles frutales, Pomona, y mezclaron ambas tradiciones.

En los siglos VIII y IX, los Papas Gregorio III y Gregorio IV intentaron suplantar la festividad pagana por una cristiana, el "Días de Todos los Santos", que fue trasladada del 13 de mayo al 1 de noviembre.

En el siglo XIX, los emigrantes irlandeses que llegaron a Estados Unidos se llevaron su tradición con ellos, donde quedó firmemente arraigada, aunque no empezó a celebrarse de forma masiva hasta la década de 1920.

Hoy en día, Halloween es una de las fechas más destacadas en Estados Unidos y Canadá, pero en muchas ciudades de Europa se ha decidido importar la fiesta y por las calles de muchas ciudades se puede ver a gente disfrazada e incluso jugando a "trick or treating".