Público
Público

El TSJM cita a Blesa como testigo de cargo contra el juez que le encarceló

La declaración de Elpidio José Silva como imputado por prevaricación se retrasa por segunda vez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exbanquero Miguel Blesa y su abogado, Carlos Aguilar, han sido citados a declarar el próximo día 30 de octubre como testigos de la Fiscalía en la causa abierta en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra el juez Elpidio José Silva por encarcelar dos veces al expresidente de Caja Madrid.

Las declaraciones fueron solicitadas por la Fiscalía de Madrid en la querella que presentó el pasado mes de julio contra el juez Silva, a quien acusa de prevaricación, retardo malicioso en la administración de justicia y dos delitos contra la libertad individual, por varias de sus decisiones en el caso Blesa. La pena prevista para esos delitos oscila entre los 18 y los 40 años inhabilitación, por lo que en caso de prosperar la querella arruinaría la carrera del juez, que sería expulsado de la judicatura.

El magistrado del TSJ de Madrid Jesús Gavilán, que instruye la querella de la Fiscalía contra Silva, pospuso este miércoles por segunda vez la declaración como imputado del juez, que tampoco pudo verificarse el pasado 2 de octubre. En esta ocasión, el motivo del aplazamiento es que hoy mismo se recibieron en el tribunal las dos últimas piezas del caso Blesa que la Fiscalía había solicitado incorporar a la causa. A petición del abogado de Silva, que solicitó tiempo para estudiar esa nueva documentación, el instructor acordó poner como nueva fecha de la declaración el 28 de octubre.

Además, el tribunal informó que las declaraciones como testigos de Blesa y su letrado, Carlos Aguilar, se celebrarán el próximo día 30. Ambos están personados en la causa contra el juez Silva en calidad de perjudicados.

En la querella de la Fiscalía, entre otros extremos, se señala que el juez Silva tuvo una 'actuación radicalmente contraria a derecho' que dio lugar a la 'ilícita privación de libertad' de Blesa en dos ocasiones (el 16 mayo, y el 5 de junio, ambos de 2013), a petición del Sindicato Manos Limpias, que no tenía carácter de parte acusadora ni tenía legitimación para serlo.

En cuanto al abogado Carlos Aguilar, la otra persona citada como testigo, el fiscal destacaba en su querella que el juez Silva le mantuvo imputado unos días por un presunto delito de obstrucción a la justicia, por el hecho de que Blesa hubiese tenido conocimiento de que su teléfono había sido intervenido.