Público
Público

El turismo y la caída de la población activa provocan una tímida bajada del paro: 72.800 parados menos

El número total de desempleados se queda 5.904.700 personas, el 25,98% de la población activa, según la EPA. En el último año el desempleo se ha incrementado un 2,2%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El paro bajó ligeramente en España durante los meses de verano. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) confirman que el número de parados descendió en 72.800 personas en el tercer trimestre respecto al anterior. Es un 1,2% menos que el trimestre anterior.

Pero hasta ahí llegan las buenas noticias. Las cifras no permiten echar las campanas al vuelo pues la realidad del día a día sigue siendo muy dura para muchos ciudadanos: el número total de desempleados sigue rondando los seis millones, en concreto 5.904.700 personas aún están sin trabajo en nuestro país.

La tasa de paro se queda en el 25,98% de la población activa, casi tres décimas inferior a la del segundo trimestre (26,26%), pero superior a la que se encontró el Gobierno del PP al llegar al poder en diciembre de 2011, cuando dicha tasa se situaba en el 22,85%. En los dos últimos años ha aumentado el número de parados, pero también hay más hogares con con todos sus miembros en paro (69.900 más en el último año, aunque hayan bajado en 13.400 en verano) y más menores de 25 años en paro, cuya tasa en este tercer trimestre se coloca en un inaceptable 54,37% pese al efecto de los meses de estío.

Y es que pese a que el descenso del desempleo registrado en el tercer trimestre de 2013 es el más acusado en este trimestre desde 2005, es imposible enmascarar el hecho de que la mínima bajada del paro en verano se debe al turismo y a la expulsion de gente del mercado laboral.

Respecto al peso del sector turístico en la creación de empleo, la mejor prueba es que en Canarias el paro subió en 22.000 personas al terminar la temporada de verano. Ese dato confirma que los empleos creados han sido temporales y en muchos casos de baja calidad. Y no sólo eso: corregidas de efectos estacionales por la temporada de verano, las cifras de parados siguen subiendo. Se sigue destruyendo empleo: sin contar el efecto calendario, el paro en realidad ha subido un 0,21% al bajar un 0,42% el total de la población activa —mayores de 16 años que tienen o buscan trabajo—.

De hecho, de los 72.800 personas que según las estadísticas han abandonado la situación de parados, sólo algo más de la mitad, unos 39.000, han encontrado trabajo de verdad. El resto simplemente ha abandonado o huido del mercado laboral: el número de activos bajó en 33.300 personas en el tercer trimestre. Muchos de ellos han optado por probar suerte en otro país, tantos trabajadores españoles como extranjeros que han decidido regresar a su país de origen (el número de afiliados extranjeros a la Seguridad Social ha bajado en 132.550 en el último año); otros se han dejado vencer por la resignación y han renunciado a buscar y encontrar trabajo. 

De hecho, los analistas esperaban un recorte de la tasa de paro de medio punto pues esperaban que la caída de la población activa fuera mayor, pero finalmente se ha quedado en tres décimas. Eso significa que la caída de la poblacion activa ha sido menos intensa de lo que esperaban esos analistas. Aún así, en el último año 370.400 personas han sido expulsadas del mercado laboral (-1,6%). Y esas personas no cuentan en las estadísticas con las que se elabora la tasa de paro.

Estos últimos datos, de los que a buen seguro el Gobierno presumirá, tampoco pueden ocultar que en el último año el paro se ha incrementado un 2,2%, con 126.700 desempleados más, mientras que se han perdido 497.100 ocupados, un 2,9%.

Corregidas de efectos estacionales por la temporada de verano, las cifras de parados siguen subiendo

En el tercer trimestre de este año se crearon 39.500 empleos (+0,24%), en contrastre con la destrucción de 96.900 empleos registrado en el mismo trimestre de 2012. De hecho, es la primera vez que se genera empleo en un tercer trimestre desde el año 2010, según destaca el INE. Pero aquí también se aprecian carencias: todos los empleos creados entre julio y septiembre pertenecían al sector privado, que registró un incremento de la ocupación de 52.000 personas (+0,37%), mientras que el empleo público se redujo en 12.600 personas (-0,44%) y ya acumula un ajuste de 161.100 puestos de trabajo en un año (-5,4%).

Y otro problema que hay que apuntarle al mercado laboral español: en el tercer trimestre del, el número de asalariados se incrementó en 23.200 personas (+0,17%), todos ellos con contrato temporal, ya que los indefinidos se redujeron en 146.300 en este periodo (-1,4%). Y por si esto fuera poco, los que no tienen la suerte de disfrutar de un contrato se enfrentan a un negrio futuro: el 37% de los desempleados llevan en paro mas de 2 años. Un futuro negro y sin esperanza.

Ine by publico2013