Público
Público

Turquía anuncia que son más de 150 los kurdos muertos en la incursión en el norte de Irak

Sigue la ofensiva turca contra los rebeldes del PKK en territorio iraquí. Bagdad teme que los kurdos iraquíes se impliquen también en el enfrentamiento.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ejército turco ha anunciado que ha acabado con la vida de 153 rebeldes kurdos en la incursión que este país realiza desde el pasado jueves en tierra iraquí. La ofensiva comenzó en una remota parte de la región autónoma iraquí de Kurdistán y el objetivo es perseguir a rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), a los que Turquía acusa de utilizar el área como base estratégica para atacar su territorio.

Por su parte, Irak teme que una prolongada incursión turca en territorio kurdo extienda los enfrentamientos a las fuerzas kurdas pesmergas, dijo ayer Mowaffaq al-Rubaie, consejero de seguridad nacional del Gobierno de Bagdad. Al-Rubaie incidió que esa situación podría tener “consecuencias muy serias” para una región iraquí que se ha mantenido relativamente estable en comparación con el resto del país.

“Cuanto más tiempo permanezcan los soldados turcos en territorio iraquí, es más probable que sucedan los combates,” indicó Al-Rubaie al explicar el aumento de la tensión en el Kurdistán iraquí y la hipótesis creciente de posibles choques entre las fuerzas turcas y pesmergas. “Debemos evitar eso a toda costa. Sería peligroso incluso si ocurre por accidente,” añadió.

Ankara comenzó una ofensiva terrestre el jueves en una remota parte de la región autónoma iraquí de Kurdistán para perseguir a rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), a los que acusa de utilizar el área como base estratégica para atacar su territorio.

Sin intervenir

Hasta el momento, los combatientes pesmergas se han mantenido al margen de la operación militar turca, que se desarrolla en una región montañosa densamente poblada. Sin embargo, los principales líderes de la región aseguraron el sábado que cualquier ataque contra civiles kurdos provocaría una “resistencia masiva” de sus fuerzas, una fuerza militar que agrupa a casi decenas de miles de soldados en permanente estado de alerta.

Una autoridad kurda apuntó que tropas turcas y rebeldes del PKK se enfrentaron ayer en el área de Amadiya, a unos 10 kilómetros al sur de la frontera. Otras fuentes explicaron que el Ejército turco bombardeó blancos atribuidos al PKK durante toda la jornada sin especificar el número de víctimas causadas.

Una señal de preocupación para Bagdad es que se tiene constancia de que las tropas turcas se han enfrentado a pesmergas al menos en dos ocasiones desde que comenzaron los combates. Uno de estos incidentes se produjo cuando soldados kurdos impidieron salir de una base en el norte del país a unidades blindadas de Turquía.