Público
Público

Turquía enviará ayuda humanitaria a ciudades bajo control gadafista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro turco, Recep Tayip Erdogán, aseguró hoy en una rueda de prensa en Trípoli que "esta noche o mañana" su país enviará ayuda humanitaria a las ciudades todavía controladas por las tropas gadafistas.

"En Sebha (suroeste) y Bani Walid (noroeste) diez mil personas tienen problemas de comida y agua por la situación", dijo Erdogan en referencia a los combates que se desarrollan en esas localidades libias.

En una comparecencia conjunta con el presidente del Consejo Nacional Transitorio (CNT), Mustafa Abdulyalil, que calificó a Erdogan no como un huésped sino como un hermano musulmán, el primer ministro turco también instó a los habitantes de esas ciudades a unirse a la revolución.

"Sirte, Sebha, uníos a esta revolución, haced como vuestros hermanos en Trípoli y Bengasi. No queremos más víctimas ni más derramamiento de sangre", dijo Erdogan antes de subrayar que "lo que ocurrió en Trípoli y Bengasi pasará en otras zonas porque nadie puede oponerse al deseo del pueblo".

En su intervención, en la que insistió en el apoyo de Turquía a Libia, a su pueblo y al CNT, reconoció que la autoridad rebelde se "enfrentará a dificultades", pero subrayó que "se superarán con unidad".

Asimismo, prometió que Ankara apoyará la recontrucción del país con la recuperación de colegios y juzgados destruidos por la guerra y defendió el establecimiento de un parlamento democrático en Libia.

Por su parte, Abdulyalil, que recordó el pasado común entre ambos países y los lazos religiosos que los unen, adelantó que a pesar de que las elecciones están programadas para dentro de 18 meses, está dispuesto, si el pueblo así lo quiere, de celebrar un referéndum en cuanto toda Libia sea liberada, para adelantar dicha fecha.

El presidente del CNT también insistió en la moderación del pueblo libio y apuntó que "el noventa por ciento de los libios es moderado".

"El islám es capaz de crear progreso y desarrollo", dijo Abdulyalil, que mostró su deseo de inspirarse en el modelo turco como un estado democrático e islámico.

Finalmente, Erdogan volvió a referirse una vez más a Siria y a su presidente, Bachar al Asad, asegurando que "todo el que envía tanques contra su pueblo no puede gobernar ese pueblo".

Bachar "tendrá que rendir cuentas por lo que haga", subrayó el mandatario turco, que llegó hoy a la capital donde se reunió con los responsables del CNT, participó en la oración del mediodía del viernes y ofreció un discurso en la rebautizada plaza de los Mártires.

Desde Trípoli Erdogán viajará a Misrata y a Bengasi, antes de regresar a Turquía y poner punto y final a una gira que le ha llevado por los tres países del norte de África donde los levantamientos populares han logrado derrocar a los dirigentes.