Público
Público

Turquía insta a castigar a Israel por las muertes en la flotilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Turquía hizo un llamamiento el martes para que Israel sea castigado por asediar a una flotilla con ayuda turca que se dirigía a la Franja de Gaza, en un ataque que causó nueve muertos y aisló aún más al Estado judío frente a la indignación internacional.

Israel decidió liberar a cientos de activistas extranjeros detenidos a bordo de una flotilla, incluyendo a algunos que había amenazado con enjuiciar, dijeron fuentes políticas.

Los ministros del gabinete decidieron la liberación de los cerca de 680 activistas detenidos en los barcos, tres de ellos españoles, en el medio de crecientes protestas a nivel mundial contra el ataque de Israel a la flotilla, señalaron las fuentes.

Un portavoz del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo que Israel deportará a todos los activistas extranjeros detenidos, que viajaban en unos barcos que transportaban ayuda humanitaria al enclave palestino que se encuentra bajo un bloqueo israelí desde 2006.

El primer ministro turco, Tayyip Erdogan, instó al inmediato levantamiento del "embargo inhumano sobre Gaza", mientras que El Cairo anunció la apertura de su frontera con el territorio gobernado por el grupo islamista Hamás.

Naciones Unidas (ONU) pidió una investigación imparcial de la muerte de las nueve personas, cuatro de ellas turcas, y la toma por parte de comandos navales que alegaron violenta resistencia.

"La conducta de Israel debiese definitivamente, definitivamente, ser castigadas", dijo Erdogan, visiblemente molesto, durante una reunión con diputados del Parlamento y agregó que "ha llegado el momento de que la comunidad internacional diga: 'suficiente'".

Las visiones islamistas de Erdogan y su contacto con Irán y enemigos israelíes son considerados por muchos en Jerusalén como obstáculos para mejorar los lazos entre el Estado judío y Turquía, que fue en una oportunidad su aliado musulmán más cercano.

El derramamiento de sangre también sumó tensión a las relaciones entre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Netanyahu canceló un encuentro con Obama pues anticipó su regreso a casa desde Canadá para lidiar con la crisis.

La fuerza armada israelí dijo que las nueve personas murieron cuando unos comandos asediaron al Mavi Marmara, el navío escenario de la mayor parte de la violencia, desde helicópteros y embarcaciones y abrieron fuego, en un episodio que Netanyahu argumentó fue en defensa propia.

CONDENA INTERNACIONAL

En una declaración formal adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU tras más de 10 horas de negociaciones a puerta cerrada, el cuerpo dio una dura respuesta a Israel.

El Estado judío dijo que su ministro de Asuntos Exteriores se quejó en una llamada telefónica al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de que el Gobierno fue condenado injustamente por "acciones defensivas".

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo que obtuvo acceso a algunos activistas retenidos por Israel y que estaban restableciendo el contacto con sus familias. También se sumó a la condena internacional por la violencia.

"El alto número de víctimas genera serias dudas respecto a los métodos y medios utilizados por las Fuerzas de Defensa de Israel para evitar que la flotilla llegara a Gaza", dijo Pierre Wettach, jefe de la delegación del CICR en Israel y territorios ocupados, en un comunicado emitido en Ginebra.

En el fronterizo pueblo palestino de Rafah, en la Franja de Gaza, decenas de personas se precipitaron a la frontera egipcia después de que el Gobierno de ese país, que al igual que Turquía gobierna una nación musulmana en la región, anunció que abrirá "por un tiempo ilimitado" su frontera para permitir el paso de palestinos y ayuda.

La acción fue solicitada por Hamás. El Cairo, en coordinación con Israel, lo ha abierto en contadas oportunidades desde que los islamistas de Hamás, aliados con la oposición de Egipto, tomaron el control en Gaza hace tres años.

Mientras el Estado judío enfrentaba las críticas internacionales, su Armada dijo que está lista para interceptar otro navío que organizadores de la flotilla pretenden enviar a la Franja de Gaza la próxima semana.

En tanto, siguen sin resolverse grandes interrogantes: hasta cuándo Israel continuará con el bloqueo al territorio habitado por 1,5 millones de palestinos y cómo malinterpretó la situación al llevar a un barco turco a infantes de Marina que sintieron que debían abrir fuego para salvar sus vidas.

Mientras aparecían las primeras imágenes de un puñado de infantes de la Marina israelí siendo golpeados por activistas, estaba claro que habría molestia en Israel por el manejo de la situación.

El presidente palestino, Mahmud Abas, calificó la situación en la flotilla como una "masacre" causada por Israel.

La española detenida en Israel firmó el martes la orden de expulsión mientras que los otros dos españoles de la expedición tendrán que esperar porque aún no les han entregado los documentos a los varones, según explicó un portavoz del consulado a TVE.