Público
Público

Turquía ofrece a España nuevas oportunidades de cooperación empresarial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La primavera árabe, el conflicto en Oriente Medio y las tensiones en los mercados financieros han centrado hoy la III Reunión de alto nivel hispano-turca, en la que Turquía ha ofrecido a España nuevas oportunidades de cooperación empresarial en sectores como las infraestructuras, el transporte o la energía.

"Tenemos el objetivo de dar pasos conjuntos, somos dos países visionarios que pueden lograrlo", ha manifestado el primer ministro turco, Receo Tayyip Erdogan, en rueda de prensa en Ankara junto al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ambos han analizado los proyectos en marcha y Zapatero ha destacado que el país euroasiático se está convirtiendo en un lugar de oportunidades para "las mejores empresas" españolas, que están logrando importantes concursos en el sector de la ingeniería civil.

Como ha recordado, este año España será el primer inversor extranjero en Turquía gracias a la entrada del BBVA en el segundo banco turco, el Garanti.

Erdogan también ha hecho hincapié en el "riquísimo potencial" que tienen las relaciones en materia de defensa, seguridad y energía y ha destacado el importante salto que han experimentado las relaciones comerciales en los últimos años, hasta superar este año los 10.000 millones de dólares.

Turquía, ha recalcado, garantizará además a España la apertura a los países asiáticos y del Golfo y puede beneficiarse de la experiencia española en Latinoamérica.

Ambos políticos han repasado la crisis financiera internacional, que apenas ha afectado al "milagro" económico de Turquía, que creció el año pasado un 8,9 por ciento.

Zapatero ha insistido en la necesidad de una respuesta global y coordinada ante las turbulencias de los mercados, pero ha ratificado su confianza en la economía de su país.

"España, por supuesto, por supuesto, que se va financiar por sí misma; tiene fortaleza, sabe y va a soportar las tensiones", ha dicho tajante después de una nueva jornada complicada en la bolsa.

Si en España las preocupación se centraba en la economía, en Ankara la atención mediática se situaba hoy en Israel, después de que Erdogan anunciara que las relaciones militares y las relaciones comerciales vinculadas a la industria militar se congelarán al no recibir disculpas por el asalto a la Flotilla de la Libertad el año pasado, en el que murieron nueve activistas turcos.

El primer ministro turco no ha descartado más sanciones y Zapatero ha apuntado que "entiende" que Turquía quiera una "reparación" por la muerte de sus ciudadanos.

Ambos han abordado también la próxima Asamblea General de Naciones Unidas, donde Zapatero ha confiado en que, con el máximo consenso posible, se "den pasos irreversibles hacia el Estado palestino".

En este contexto, tanto Zapatero como Erdogan han reivindicado la nueva fuerza que la primavera árabe ha dado a la Alianza de Civilizaciones, una iniciativa que el primero lanzó ante la ONU en 2004, que copatrocinó Turquía y que cuenta ya con un centenar de países miembros.

Como hace habitualmente en sus reuniones con Erdogan, el jefe del Ejecutivo español ha vuelto a defender la entrada de Turquía en la UE, apoyo que ha agradecido públicamente su colega turco.

"¡Qué oportuno sería que Turquía estuviera en la UE, ante los cambios en el mundo árabe, ante la respuesta global económica que necesitamos por la crisis de la deuda y los problemas financieros", ha señalado Zapatero.

En el anecdotario del día se encuentran las primeras palabras de Zapatero en turco -ha saludado a las tropas que le han rendido honores a su llegada a la oficina del primer ministro con un protocolario "Merhaba, asker" (hola, soldado)- y las referencias a la victoria de Turquía sobre España ayer en el Campeonato de Europa de baloncesto.

Erdogan, quien ha reconocido el "indiscutible" reinado de España en el fútbol, ha dado las gracias por el triunfo de ayer en el baloncesto, que permite a su país pasar a la segunda fase del campeonato.

Sonriendo, Zapatero, que ha reconocido que no vio el partido, ha admitido la fortaleza de los turcos, pero ha dejado claro que su favorito para ganar el título es España: "en baloncesto y en fútbol estamos francamente muy bien".