Público
Público

"TVE ya no está en manos de ningún partido"

Ana Pastor, periodista. Toma el relevo de Pepa Bueno en ‘Los desayunos de TVE'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ana Pastor (Madrid, 1977) lo ve todo 'desde las gafas del periodista' y vive las 24 horas del día como 24 horas de profesión. Tras conducir el programa 59 segundos en La 1, la próxima temporada se pondrá al frente de Los desayunos de TVE, donde tratará de mantener 'el nivel estratosférico' dejado por Pepa Bueno.

¿Cómo afronta este reto?
Con emoción porque el programa me parece la referencia de la credibilidad, pero con un poco de susto. Es algo que impresiona, pero para bien.

¿Le da miedo entrar en la lucha de audiencia matinal?
Todo el mundo que trabaja en televisión se preocupa por las audiencias. A mí me importa, pero no me preocupa. Yo trabajo en una televisión pública en la que prima hacer periodismo de calidad, y eso va a seguir siendo igual.

¿Va a haber novedades?
No vamos a hacer grandes cambios. Lo que funciona no hay que moverlo.

Sin embargo, la personalidad será otra...
Pepa y yo somos diferentes, pero tenemos una cosa en común, que es la mezcla de dureza y amabilidad en las entrevistas. Le das caña al político, pero lo haces con una sonrisa. Esa mezcla da como resultado la credibilidad, algo que siempre he visto en Pepa y que a mí me ha guiado. Creo que eso hay que mantenerlo porque es una de las señas de identidad del programa.

¿Y a qué personaje quiere ‘dar caña' en esta etapa?
No por darle caña, pero sí que me gustaría entrevistar a Mariano Rajoy. También a María Teresa Fernández de la Vega, y volver a entrevistar al presidente del Gobierno.

¿Cuál es la clave para que los entrevistados no ‘se vayan de rositas'?
La repregunta, que es algo que aprendí de Iñaki Gabilondo, que para mí es el número uno del periodismo español.

¿Va a echar de menos presentar '59 segundos'?

Sí, voy a echar de menos al equipo. Sentimentalmente estoy muy vinculada a este programa, porque es donde empecé en televisión. Además, me parece una referencia de pluralidad, ya que tiene a tres personas dándole al Gobierno y otras tres tratando de defenderlo. Eso no ha existido nunca en la historia de esta televisión.

¿Se sabe ya quién le va a sustituir?

No, están en ello.

¿Usted por quién apuesta?

A mí me gustaría una mujer, porque el universo tertuliano es masculino y está bien que las nuevas generaciones demuestren que pueden hacerlo. Creo que es un buen mensaje que una mujer de mi edad pueda dirigir o presentar el programa.

¿Un hombre y una mujer están ya en igualdad de condiciones para ascender profesionalmente?

No, todavía no. Estamos en mejores condiciones que hace años. Mi madre no estudió una carrera, mis hermanos y yo somos los primeros en tener el privilegio de estudiar una carrera y a mí eso no se me olvida ningún día de mi vida. Pero desde luego no estamos todavía en igualdad de condiciones, y lo ves en la política. Las críticas que le hacen a Soraya Sáenz de Santamaría o a Leire Pajín no son las mismas que le hacen a Pedro Solbes. Por ejemplo, en la estética, se hacen comentarios sobre su ropa que si fuese un hombre nunca se harían. Ese es el salto que nos falta por dar y los periodistas tenemos mucho que ver en él.

¿Alguna vez ha tenido que contenerse para no dar su opinión en '59 segundos'?

Este programa es un retrato muy bueno de cómo debatimos en España. Siempre está el que es más callado y luego están los que montan más trifulca. Yo me he tenido que morder la lengua, pero el ejercicio de moderar es el que es y tú no opinas. Lo que sí es verdad es que tú les puedes llevar por unos territorios o por otros. Yo lo que trato siempre es de aportarles algo de información para mover el debate si se está agotando.

De todos los personajes que ha entrevistado, ¿cuál le ha marcado más?

Me impresionó Ingrid Betancourt, que tiene la mirada dura de alguien que ha soportado algo terrible pero a la vez es muy frágil. También Hugo Chávez, José Luis Rodríguez Zapatero y Esperanza Aguirre, que torea bien y en la distancia corta es divertida y no le tiene miedo a nada.

¿Cómo afectará a RTVE la falta de publicidad?

Nosotros no elegimos el modelo, aplicamos el que decide el Parlamento y haremos lo que nos digan.

¿Está el ambiente más calmado tras lo sucedido con la retransmisión del himno en la Copa del Rey?

Eso quedó aclarado y creo que no hay la manipulación que algunos tratan de achacar a esta casa. Es una televisión que por primera vez ha sido liberada de estar en manos de un partido, y hablo de las dos formaciones, el PP y el PSOE. Es un cambio democrático que la gente exigía.

Con una audiencia fragmentada, la llegada de la TDT y una cadena pública sin publicidad, ¿qué panorama se abre para la televisión en España?

La competencia va a ser mayor, porque va a haber muchos más canales. Se debería estimular más la buena competencia, es decir, la calidad. En nuestro caso, creo que debemos ofrecer a la audiencia lo que hacemos.