Público
Público

Los ucranianos de nuevo se arriesgan a pasar frío en Nochevieja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En vísperas del invierno, Rusia vuelve a amenazar con cortar a partir del 31 de diciembre próximo los suministros de gas a Ucrania, cuya deuda, según Moscú, asciende a 2.400 millones de dólares.

"Gazprom no suministrará gas a Ucrania si no se firman los nuevos contratos y se soluciona el pago de la deuda", declaró hoy el portavoz del consorcio gasístico, Serguéi Kupriánov.

La alusión a los nuevos contratos se refiere ante todo al nuevo precio, que Moscú pretende establecer en 400 dólares por metro cúbico, frente a los 179,4 que pagaba hasta ahora, si Ucrania no salda la deuda ya.

La principal víctima del contencioso podrían ser, como ocurrió en invierno de 2006, los consumidores europeos, ya que el 80 por ciento del gas que Gazprom bombea a la Unión Europea (UE) circula por suelo ucraniano.

Gazprom satisface un 40 por ciento de las necesidades de gas de la Unión Europea y países como Alemania o Francia compran al monopolio ruso entre un 20 y un 30 por ciento de sus necesidades.

En la "guerra del gas" del 2006, Alemania, Francia, Italia, Polonia, Hungría, Eslovaquia, Austria, Eslovenia y Rumanía vieron reducido el suministro gas de entre el 14 y el 44 por ciento.

"Lamentablemente, la historia se repite y junto con la primera nueve vuelve a Moscú el tema de Ucrania", dijo el portavoz.

Gazprom "quisiera evitar" el corte de gas en Nochevieja, "pero no podemos suministrar gas sin contrato", sentenció.

"Aún hay tiempo para llegar al acuerdo", añadió optimista el portavoz.

Según Kupriánov, "el gas se sigue quemando como antes en las empresas ucranianas, así que la crisis financiera no tiene nada que ver".

Este mes el Fondo Monetario Internacional (FMI) concedió a Ucrania un préstamo contingente (stand-by) por 16.400 millones de dólares para fortalecer la estabilidad económica y la confianza en ese país sacudido por la crisis financiera.

En un comunicado especial el FMI precisó que el crédito supone un acceso excepcional por parte de Ucrania al Fondo y fueron aprobados en el marco de un mecanismo financiero de emergencia que incluía, en particular, la entrega inmediata del equivalente a 4.500 millones de dólares.

El portavoz insistió en que Gazprom no se guía por "consideraciones políticas, sino por "razones económicas , como el incuestionable pago de la deuda y de las facturas corrientes".

En este contexto, subrayó que le previo de 400 dólares por metro cúbico "no es causal", pues el memorándum suscrito en octubre pasado por ambos países preveía el avance paulatino hacia precios de mercado, con lo cual el monto indicado debería ser alcanzado para 2011.

Sin embargo, el mismo documento "decía con claridad", según el portavoz, que "la principal condición para la firma de contratos a largo plazo y el avance paulatino hacia los precios de mercado es el pago incondicional de toda la deuda acumulada, algo que la parte ucraniana no ha hecho".

Por tanto, "si pasamos a relaciones de mercado ya ahora, y no en 2011,el precio para Ucrania a partir del 12 de enero será de 400 dólares", puntualizó.

El portavoz también señaló las divergencias en la valoración de la deuda por parte de Ucrania, que la estima en 2.250 millones de dólares.

"La parte ucraniana solo se refiere al pago por los suministros de septiembre y octubre, mientras que nosotros también incluimos los de noviembre, que ya expira, así como las multas por retraso", dijo.

El pasado jueves, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, ordenó al presidente de Gazprom, Alexéi Miller, cobrar la deuda a Ucrania.