Público
Público

La UE acuerda un nuevo préstamo para el FMI y ayuda para el Este

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes de la Unión Europea acordaron el viernes suministrar 75.000 millones de euros en nuevos préstamos al Fondo Monetario Internacional, como parte del esfuerzo del G20 para apuntalar al prestamista frente a la recesión global.

En una cumbre de dos días, los líderes también acordaron duplicar un fondo anticrisis para los Estados miembros de la UE en problemas, a 50.000 millones de euros. Letonia y Hungría ya han tenido acceso al fondo y se prevé que Rumania busque ayuda.

Pero el borrador de una declaración de la cumbre rechazó la presión estadounidense para incrementar el tamaño de los planes de estímulo económico de Europa y dijo que las prioridades seguían siendo los planes de recuperación ya existentes y el control presupuestario.

"Ahora es el momento de implementar todos esos paquetes y promesas, no creo que sea el momento de crear más paquetes", dijo el primer ministro estonio Andrus Ansip a los periodistas en la cumbre de Bruselas.

El primer ministro británico, Gordon Brown, será el anfitrión de una cumbre del Grupo de los Veinte países industrializados y en vías de desarrollo el 2 de abril, dijo que los nuevos préstamos al FMI serían concedidos para situaciones de emergencia.

"Es dinero que se hará disponible si se necesita como préstamo al FMI (...) permite al FMI intervenir en países que estén en dificultades", dijo a la prensa.

El primer ministro irlandés Brian Cowen y otros descartaron los comentarios que hizo un parlamentario alemán, quien sostuvo que el Banco Central Europeo había elaborado un plan para evitar que quiebren Estados miembros que usan el euro como moneda, con Irlanda y Grecia como principales candidatos para pedir ayuda.

El BCE dijo que la información sobre su papel en el supuesto plan, mencionado por Otto Bernhardt, del gobernante partido conservador alemán, no era cierta.

La UE, formada por 27 naciones, enfrenta un creciente desempleo, la caída de la producción y mayores señales de descontento público por la crisis económica.

Los sindicatos dijeron que tres millones de personas participaron en unas protestas que tuvieron lugar el jueves en Francia. En dos Estados miembros, Letonia y Bélgica, ya han caído los gobiernos desde el inicio de la crisis económica.