Público
Público

La UE acuerda reducir el déficit cuando termine la recesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Jan Strupczewski y Anna Willard

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea reiteraron el martes su compromiso para recortar la deuda pública una vez que haya pasado la necesidad urgente de dedicar grandes cantidades de dinero a la lucha contra la recesión y la crisis financiera.

Los ministros indicaron que están dispuestos a hacer lo que sea necesario para asegurar que el crédito empiece a fluir adecuadamente a través de la economía, aunque parecieron poco convencidos de que sus costosos esfuerzos para ayudar a los bancos estén teniendo los resultados buscados.

"Los estados miembros de la UE siguen comprometidos a tomar todas las medidas necesarias, incluyendo medidas de capitalización, liquidez y de préstamos, actuando juntos siempre que sea posible", dijeron a través de un comunicado emitido después de reunirse en Bruselas.

Además pidieron a la Comisión Europea que sugiera modos de hacer más efectivos sus esfuerzos.

Un diplomático de la UE, que pidió que su nombre no fuera revelado, dijo que el comunicado fue emitido a petición de Reino Unido para calmar a los mercados un día después de que el Royal Bank of Scotland anunciara la mayor pérdida en la historia corporativa del país.

El ministro británico de Finanzas, Alistair Darling, presentó el segundo paquete de rescate para el sector bancario de su Gobierno en tres meses, pero no hubo señales de que otros tuvieran prisa por imitar a Londres.

Uno de los puntos más importantes del plan es el establecimiento de una especie de seguro para los bancos contra activos tóxicos.

El ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrueck, se limitó a responder: "Todavía no entiendo como funcionará esta solución".

PROMESAS

La República Checa, que ocupa la presidencia semestral de la Unión Europea, emitió otro comunicado que resumió la renovada promesa de trabajar para lograr unas finanzas estatales sostenibles después de que pase la ola de gasto público para enfrentar la crisis.

Esto tiene lugar en una semana en la que la agencia Standard & Poor's recortó la calificación de la deuda soberana de España a "AA+" desde "AAA", poco después de recortar la nota de Grecia.

Los ministros de la UE trataron de enviar una señal de tranquilidad, diciendo que estaban tan comprometidos como siempre a lograr presupuestos equilibrados a medio plazo, incluso si tienen que comprometer grandes cantidades de dinero público en este mismo momento para estimular la demanda.

"El estímulo fiscal coordinado será seguido por una consolidación presupuestaria coordinada", decía el comunicado emitido en Bruselas.

La UE está intentando movilizar 200.000 millones de euros en fondos públicos para detener la recesión, una suma mucho menor que los más de 800.000 millones de dólares que prepara el presidente estadounidense Barack Obama.

Jean-Claude Juncker, quien el lunes presidió las conversaciones entre los ministros de Finanzas de la eurozona, dijo que la acumulación de más deuda pública es preocupante para todos, pero principalmente para Estados Unidos.

Juncker agregó que es importante que Estados Unidos no caiga en el proteccionismo y que no sería correcto que ofreciera una ayuda a largo plazo al sector del automóvil si no se producen medidas similares en Europa, donde Francia lidera las iniciativas de rescate para las automovilísticas.

La Comisión Europea estimó el lunes que la zona euro sufrirá este año su primera recesión en los 10 años de historia de la unión monetaria. Alemania, después de sus vacilaciones iniciales, ha anunciado planes adicionales de gastar 50.000 millones de euros este año y el próximo en un intento de elevar la demanda y limitar la recesión.