Público
Público

La UE hace aguas en la batalla de lacomunicación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unas cuentas públicas dañadas por el déficit o la deuda pueden dar pie a la especulación en los mercados que, como en el caso de Grecia e Irlanda, se acaba convirtiendo en un órdago para toda la moneda única. Sin embargo, las salidas de tono de varios jefes de Gobierno han azuzado los riesgos.

Desde invitaciones veladas a recurrir al fondo de rescate hasta acusaciones de antieuropeísmo han formado parte de la batalla mediática de países con intereses muy divergentes que reflejan una cooperación política en horas bajas. Quizás por eso, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, pidió a principios de mes 'disciplina verbal' a los líderes europeos. El BCE es ahora el sostén de los países en la diana con compras de deuda pública de las que hasta hace poco recelaba.

Desde la negociación del rescate de Grecia, la incontinencia verbal ha encontrado en Alemania un gran exponente. La canciller, Angela Merkel, pidió la expulsión del euro de países como Grecia. La credibilidad de la deuda española avanzó hacia el precipicio cuando Merkel sugirió que España podría tener que acudir al fondo del euro. También espantó a los inversores y acorraló a Irlanda cuando impuso el debate del diseño de quiebras y puso en duda la recuperación parcial de la inversión privada.

Pero no sólo Alemania se ha dejado llevar por el verbo fácil. El presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, aseguró que la UE misma estaba en peligro y atravesaba una 'crisis de supervivencia'. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, acusó a Merkel de 'antieuropea' por rechazar su idea de emitir eurobonos.