Público
Público

La UE alcanza un pacto para la reforma de las telecomunicaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento Europeo y los gobiernos de los Veintisiete llegaron el jueves a un acuerdo sobre el paralizado paquete de reformas sobre las telecomunicaciones que pretende impulsar la competitividad, dijeron responsables europeos.

Un comité con representantes del Consejo Europeo, de la Eurocámara y de la Comisión Europea, zanjaron sus diferencias, abriendo el camino a un acuerdo final.

En mayo, los eurodiputados rechazaron el paquete de reformas debido a las preocupaciones de que no protegiera adecuadamente los derechos de usuarios de Internet.

"Estoy muy contenta de que hayamos alcanzado un acuerdo sobre el paquete de telecomunicaciones'', dijo Asa Torstensson, ministra de Telecomunicaciones de Suecia, país que preside la Unión Europea.

"Este acuerdo refuerza la competitividad de las empresas y aumenta la protección del consumidor en Europa, lo que llevará a... servicios de banda ancha mejores y más baratos y una protección substancialmente más fuerte para todos los usuarios de Internet''.

La reforma propuesta incrementaría los derechos contractuales de los consumidores y también crearía un cuerpo supervisor paneuropeo para mejorar el modo en que las leyes sobre telecomunicaciones se aplican en los Veintisiete y que así ningún operador pueda esquivar la competencia.

En mayo, el Parlamento Europeo emitió 407 votos a favor, 57 en contra y 171 abstenciones para una enmienda que mejorara la protección de los usuarios de Internet.

Los eurodiputados querían dificultar el que las autoridades puedan cortar el acceso a Internet a aquellos internautas sospechosos de quebrantamientos como descargas ilegales de material con derechos de autor.

La Eurocámara y los estados tienen poder conjunto de decisión. Esta reforma constaba de varias partes aprobadas por amplia mayorías, pero debido a la enmienda de mayo, se reabrió el acuerdo informal alcanzado con los estados.

El pacto alcanzado el jueves por el llamado comité conciliador, concede al Parlamento y a los ministros de telecomunicaciones europeos otras ocho semanas para aprobar el texto final sin hacer ninguna enmienda.