Público
Público

La UE anuncia un principio de acuerdo con Putin sobre la misión que verificará el transporte del gas

Avanzan las negociaciones para solucionar la crisis del gas ruso. Ucrania no ha verificado si acepta las condiciones pactadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Presidencia checa de la Unión Europea anunció a últimas horas de la noche del jueves haber llegado a un principio de acuerdo con Rusia para el envio de observadores que controlen el tránsito de gas por Ucrania. El anuncio lo hizo el primer ministro checo Mirek Topolanek tras haber mantenido una conversación telefónica con su homólogo ruso Vladimir Putin.

Aunque aún no se conocen los términos exactos del pacto, ni si Ucrania seguía manteniendo sus objeciones relativas a la composición de la misión. Unas horas antes, cundía el pesimismo y la UE reconocía no saber 'el día o la hora en que se restablecerá el suministro' de gas ruso a los socios comunitarios en estado de emergencia, según el comisario de Energía, Andris Piebalgs. El grifo que Moscú cerró el miércoles por la mañana seguirá sin bombear una gota más de gas a través de Ucrania, hasta que el acuerdo anunciado se concrete.

La composición de la misión de observadores bloqueaba las negociaciones entre Gazprom y Naftogaz, las empresas rusa y ucraniana

La composición de la misión de observadores bloqueaba las negociaciones entre Gazprom y Naftogaz, las empresas rusa y ucraniana involucradas en el conflicto comercial que ya tiene consecuencias humanitarias.

Para el primer ministro ruso Vladímir Putin, es imprescindible que en las visitas a los gasoductos ucranianos haya también técnicos rusos. Para Ucrania, la condición es inaceptable. 'Estamos muy decepcionados', lamentó Martin Riman, ministro checo de Energía. 'Rusia no tiene ningún motivo y rechazó sentarse con Ucrania y con nosotros en una negociación a tres bandas', recalcó, asegurando que '[los rusos] se están encerrando ellos mismos'.

Los representantes de Gazprom y Naftogaz, que volaron a Bruselas en el mismo avión, hicieron caso omiso al ultimátum de Topolanek, que exigía un restablecimiento del suministro para ayer. Mientras, en países del este de Europa altamente dependientes del gas ruso seguirán las restriccciones que han dejado sin calefacción a miles de hogares. Piebalgs recalcó que la prioridad sigue siendo 'restablecer el suministro', para lo que propone reuniones de alto nivel que busquen la 'voluntad política' que resuelva la crisis.

Por si acaso, la UE estudia ya medidas alternativas. Una reunión del Grupo Europeo de Cordinación del Gas debatirá mañana el envío de reservas de gas mediante un mecanismo de solidaridad. Una reunión extraordinaria de ministros de Energía evaluará el lunes otras salidas posibles, como el abastecimiento de otros combustibles alternativos.
Para Ian Cronshaws, jefe de la División de Diversificación Energética de la Agencia Internacional de la Energía, 'Europa lleva años en una progresión que incluye importar más gas'. Sin embargo, no se han puesto los medios suficientes para mejorar las conexiones que sirvan, en una crisis como esta, para abastecerse por otras vías.

No obstante, Rusia tiene también mucho que perder. Una fuente comunitaria cifra en una horquilla de 100 a 120 millones de euros al día el dinero que Gazprom deja de ganar por la interrupción del suministro. 'Si la situación se mantiene, cada vez más países tomarán la inteligente decisión que España tomó hace años: diversificar', asegura Cronshaws.