Público
Público

La UE aprueba 7.200 millones para los países en desarrollo

Los ecologistas lamentan que no se haya subido la apuesta de recorte de emisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los jefes de Gobierno de la Unión Europea dieron ayer la última pincelada a su posición de salida en la carrera que concluirá, probablemente en la madrugada del sábado que viene, en la meta de un acuerdo climático global en Copenhague. Los 27 reivindicaron que el trabajo europeo hecho en los últimos años los coloca 'a la vanguardia de los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático', según el texto de conclusiones. Para animar a 'las partes que aún no han presentado ofertas' ambiciosas, sobre todo a EEUU, Canadá, China e India, la UE comprometió 2.400 millones de euros al año entre 2010 y 2012 para que los países en desarrollo comiencen a reorientar sus economías y se adapten a los efectos del cambio climático.

De esos 2.400 millones al año, 125 serán españoles, mientras que el Reino Unido, Alemania o Francia se comprometieron a 400 cada uno. Las aportaciones eran voluntarias y, aunque países del este no pretendían comprometer fondos públicos por su fragilidad presupuestaria, al final la Presidencia sueca de la UE logró aportaciones de todos los jefes de Gobierno. Estos fondos, sin embargo, no tienen que ver con otra enconada discusión que no se ha resuelto antes de que los líderes mundiales acudan a Copenhague. La financiación de ese acuerdo, que entrará en vigor en 2013, sigue siendo una incógnita, más allá de los 100.000 millones con los que los países desarrollados del mundo deberían arropar a los más desfavorecidos, según cálculos de la Comisión Europea.

España aportará 125 de los 2.400 millones anuales de este cheque climático

Para asociaciones ecologistas como WWF, los líderes europeos han 'perdido una gran oportunidad' al no incrementar su reducción de emisiones. Los 27 aplicarán, independientemente del acuerdo de Copenhague, una reducción del CO2 europeo del 20% en 2020, pero están dispuestos a llegar al 30% 'si otros países desarrollados hacen lo mismo', en palabras del primer ministro sueco, Friedrik Reinfeldt. 'Es extremadamente frustrante', en palabras de Jason Anderson, jefe de la unidad climática de WWF en la UE.

 

Aunque era voluntario, todos los Estados de la UE participarán

Sin embargo, ese aumento del compromiso podría producirse la semana que viene en Copenhague. Para trazar la estrategia, que no ha sido desvelada, Reifeldt se reunió con José Luis Rodríguez Zapatero y sus homólogos inglés, francés, alemán y danés, que dirigirán la diplomacia de la UE para convencer a EEUU y China de que el clima no puede esperar.