Público
Público

La UE auditará a los estados cada tres meses para evitar engaños

El Eurogrupo amenaza a Grecia con subidas del IVA y más recortes, y le insta a aclarar si Goldman Sachs falseó sus cuentas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bruselas pidió formalmente dotar a Eurostat, su agencia estadística, con poderes de auditoría para evitar en el futuro burlas estadísticas como la griega, que engañó a la Comisión Europea durante una década. Hasta ahora, Bruselas sólo cursaba acuse de recibo de datos clave como el déficit o la deuda sin poder cuestionarlos o comprobarlos. El nuevo reglamento, que deben discutir los ministros de Economía, propone controles in situ y visitas trimestrales a los países para fiscalizar la información.

La medida se enmarca en el control del plan de ajuste griego y la exigencia de transparencia al evaluarlo. El nuevo comisario de Economía, Olli Rehn, ha pedido al Gobierno de Giorgios Papandreu que aclare si Gary Cohn, presidente del banco de inversión estadounidense Goldman Sachs, propuso personalmente a Atenas maquillar su déficit con derivados financieros que retrasaban su aparición en las estadísticas.

El Eurogrupo sigue sin abordar un plan de rescate concreto para Atenas

'Eurostat no estaba al corriente', confirmó Amadeu Altafaj, portavoz de Rehn, quien ha pedido un nuevo informe a Papandreu. El ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, dijo ayer que 'esa clase de contratos' eran 'legales entonces'. Añadió que 'Grecia no fue el único' país que los usó, y que dejó de hacerlo cuando se prohibieron.

Jean Claude Juncker, presidente luxemburgués y del Eurogrupo (los 16 países miembros adscritos al euro), dijo ayer que su 'opinión' es que la artimaña 'se limitó a 2001 y no se extendió más allá', pero cree que hay que verlo 'cuidadosamente'.

La delicada situación de Grecia centró ayer el debate del Eurogrupo, que alertó de las medidas que exigirá a Atenas si cree que su plan de ajuste no basta para cumplir el plan de reducir cuatro puntos el déficit público griego en 2010. Según Juncker, las posibles medidas 'incluirán el recorte del gasto público, pero también medidas para aumentar la recaudación, como un alza del IVA', entre otros impuestos a productos especiales o la energía. La primera evaluación, en marzo, determinará si el aviso se convierte en un mandato claro.

Los ministros eligen al portugués Constancio como número dos del BCE

Más allá de las exigencias, el Eurogrupo no concretó el plan de rescate pese a la petición del ministro griego. 'Podemos ayudar a Grecia a superar estos tiempos difíciles siempre que Grecia esté dispuesta a ayudarse a sí misma', aseguró Rehn.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, dijo que la agenda se limitaba a lo decidido en el Consejo Europeo del jueves, que se saldó con un apoyo genérico a Atenas. El ministro español de Industria, Miguel Sebastián, se quejó ayer de que 'Europa no tiene instituciones diseñadas para eventualidades' como la griega, informa Ana Tudela. 'El BCE no está preparado'. Aun así, prefiere una 'solución europea' a un rescate del FMI.

El Eurogrupo propuso al gobernador del Banco de Portugal, Vitor Constancio, como nuevo vicepresidente del BCE, en sustitución del griego Lucas Papademos. Se allana así el camino para que el alemán Axel Weber sustituya a Jean Claude Trichet en la presidencia en 2011.

Hoy, el Ecofin, los ministros de Finanzas de los 27, se desmarcará de la propuesta de EEUU de limitar el tamaño de los bancos o prohibirles invertir ahorros de sus clientes en productos de alto riesgo. La propuesta 'no está adaptada al sistema financiero de la UE', según fuentes comunitarias. En la mira de Barack Obama están las entidades demasiado grandes para caer, como Lehman Brothers o AIG, que pueden provocar el colapso del sistema si quiebran. Obama también quiere limitar el tamaño de los bancos en función de sus depósitos y otros recursos. 'Que EEUU proponga limitar lo que puede hacer la banca es bueno, pero nuestro sistema financiero es diferente y aplicar eso en la UE sería difícil', dicen fuentes diplomáticas británicas, que valoran que sea EEUU, el coloso bancario mundial, quien presente el plan, pese a su falta de concreción.