Público
Público

La UE aumentará la ayuda a Afganistán y mejorará la coordinación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea dijo el martes que incrementaría su ayuda a Afganistán, aunque advirtió de que la situación se estaba deteriorando y que las reformas eran casi inexistentes en algunas áreas.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE, reunidos en Luxemburgo, adoptaron una estrategia para coordinar mejor la ayuda para la reconstrucción de Afganistán, días después de que la OTAN respaldara los planes del general estadounidense Stanley McChrystal para combatir la insurgencia talibán.

La iniciativa de la UE demuestra que el bloque está dispuesto a tener un papel preponderante en Afganistán tras las peticiones de Estados Unidos de más apoyo internacional.

"La situación en Afganistán se está deteriorando. No sólo estamos frente a una situación de seguridad crítica. Los progresos en la reforma política, la gobernabilidad y la construcción del Estado son demasiado lentos y en algunas partes del país casi inexistentes", dijeron los ministros en el documento en el que fijaron la estrategia.

A su llegada a la reunión con los ministros, la comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, Benita Ferrero-Waldner, dijo que el bloque de 27 países ofrecerá nueva ayuda a Afganistán, pero no dio detalles.

"Vamos a aumentar sustancialmente nuestra asistencia a Afganistán y también a Pakistán de acuerdo con esta nueva estrategia. Pero es demasiado pronto para darles cifras oficiales", dijo a periodistas.

La UE y sus estados miembros suministran a Afganistán casi 1.000 millones de euros en asistencia civil por año. La Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque, otorga 140 millones de ese total.

Ferrero-Waldner confirmó que supervisores de la UE controlarán la segunda vuelta electoral en Afganistán tras las acusaciones de fraude generalizado en la primera ronda, la mayoría de las cuales se dirigieron contra el presidente Hamid Karzai.

La estrategia de la UE intentará reforzar la formación de funcionarios afganos y ayudar a crear instituciones estatales efectivas, coordinar mejor los esfuerzos humanitarios e incrementar la gobernabilidad del próximo ejecutivo afgano.

El objetivo es que la comunidad internacional retroceda gradualmente para permitir a los afganos asumir toda la responsabilidad de la seguridad y el control del país, con apoyo exterior.

"Tenemos que acudir tras las elecciones presidenciales con un mensaje muy claro. Tiene que haber un nuevo comienzo. Tiene que haber una estrategia de reforma dedicada y creíble de las autoridades afganas", dijo el ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt.