Público
Público

La UE cede a la presión israelí

Los 27 eluden reconocer Jerusalén Este como capital de un Estado palestino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras una semana de intensas presiones israelíes, los 27 han obviado el reconocimiento explícito de Jerusalén Este como futura capital del Estado palestino.

Las conclusiones del Consejo de Ministros de Exteriores, celebrado ayer, no exigen el reconocimiento de la parte oriental de la ciudad, tal y como pretendía la presidencia de turno (sueca) de la Unión Europea (UE) y como constaba en los borradores del documento, vistos por Público. En su lugar, la UE llama a 'encontrar el camino mediante negociaciones que resuelvan el estatus de Jerusalén como la futura capital de dos Estados'.

Las conclusiones, que piden a Israel que cese definitivamente los asentamientos de colonos judíos en territorio palestino, llaman a ambas partes a volver a unas negociaciones en este momento estancadas. 'Estamos preocupados porque no vemos los avances que nos gustaría', reconoció Carl Bildt, ministro de Exteriores sueco y probable autor del reconocimiento que finalmente no prosperó.

'Si quieres negociar, no puedes decidir la cuestión del estatus [de Jerusalén] de antemano', aseguró Guido Westerwelle, ministro de Exteriores alemán y parte del grupo de países que rebajó el tono del comunicado.

Fuentes del Consejo recuerdan que el texto, si bien mantiene la posición habitual de la UE, es bastante más crítico con Israel de lo que acostumbra a ser la UE, que reivindica su papel mediador en el conflicto. 'La UE no aceptará ningún cambio a las fronteras previas a 1967' y recuerda que 'nunca ha reconocido la anexión de Jerusalén Este' por parte de Israel, asegura el texto. Eso sí, los 27 respetarán 'el acuerdo' al que lleguen israelíes y palestinos, incluso si introduce algún cambio en este sentido.

La decisión europea llega después de una semana de intensas presiones por parte de Israel.

El primer ministro, Binyamin Netanyahu, mantuvo conversaciones telefónicas con varios líderes europeos, entre ellos José Luis Rodríguez Zapatero, para instarles a que la UE no aprobara la iniciativa sueca sobre Jerusalén Este.