Público
Público

La UE cierra el tratado del fondo de rescate permanente de países en crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Finanzas de la UE han cerrado hoy el tratado que regulará el fondo de rescate permanente de la eurozona, que sólo beneficiará a los países que ratifiquen también el pacto fiscal que pretenden firmar todos los Estados miembros salvo el Reino Unido, según consta en el texto.

"Este tratado y el Tratado sobre la estabilidad, coordinación y gobernanza en la Unión Económica y Monetaria (SCG, en inglés) son complementarios a la hora de impulsar la responsabilidad fiscal y la solidaridad" en el bloque y "se reconoce y se acuerda que la concesión de asistencia financiera en el marco de nuevos programas bajo el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) se condicionará, a partir del 1 de marzo de 2013, a la ratificación del SCG", indica.

El texto establece la máxima capacidad de préstamo del MEDE en 500.000 millones de euros, incluyendo la capacidad de intervención que queda del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) (unos 250.000 millones), aunque aclara que el techo máximo se revaluará antes de la entrada en vigor del fondo de rescate permanente y si corresponde, será aumentado por el Consejo de Gobernadores.

El techo será revisado en la cumbre de marzo, según lo acordado por los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre de diciembre.

El tratado indica que durante el periodo en el que ambos fondos coincidan la capacidad de préstamo del MEDE y del FEEF no debe superar los 500.000 millones. El MEDE será adelantado un año, a julio de 2012.

El MEDE tendrá, tal y como estaba ya establecido, un capital suscrito de 700.000 millones, de los que 80.000 millones serán aportaciones directas de capital por parte de los Estados de la zona euro y los 620.000 millones restantes se darán como capital abierto y garantías.

Igualmente, el Consejo de Gobernadores podrá revisar regularmente y al menos cada cinco años el volumen máximo de préstamo.

El pago de las aportaciones directas debe ser realizado en cinco contribuciones anuales del 20 % cada entrega del monto total que corresponde a cada país, y la primera transferencia debe ser efectuada en los primeros 15 días desde la entrada en vigor del tratado.

El texto también introduce el punto acordado en la cumbre pasada de que durante la aportación progresiva del capital desembolsado, se acelerará los pagos de capital para mantener un coeficiente mínimo del 15 % entre el capital desembolsado y el saldo vivo de emisiones del MEDE y para garantizar una capacidad de préstamo combinada con el FEEF de 500.000 millones de euros.

También aclara que un Estado miembro puede acelerar el pago de sus pagos.

En cuanto a las cláusulas de actuación colectiva, el tratado especifica que se adherirá a las prácticas del Fondo Monetario Internacional, en el sentido de que sólo en casos excepcionales y de forma proporcionada se podría prever una participación del sector privado en un rescate, tal y como pidieron los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre de diciembre.

En lo que se refiere a la adopción de decisiones, se ha modificado las normas de votación del MEDE de mondo que incluya un procedimiento de urgencia.

La regla de mutuo acuerdo quedará sustituida por una mayoría cualificada del 85 por ciento en caso de que sea necesario tomar una decisión urgente en materia de asistencia financiera.

Cuando se recurre a este procedimiento, un fondo de reservas será utilizado para cubrir los riesgos derivados del rescate garantizado.

Finlandia tenía sus reservas con el cambio del sistema de votos, pero finalmente se ha encontrado una acuerdo.

El MEDE podrá intervenir en los mercados primario y secundario, recapitalizar la banca y dar préstamos preventivos.

"El reforzamiento de los cortafuegos y el fortalecimiento de nuestras normas es esencial y decisivo para impulsar la confianza", señaló el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, en la rueda de prensa posterior.