Público
Público

La UE condena la represión en Guinea y pide la liberación de los detenidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea (UE) ha condenado hoy la represión llevada a cabo por las fuerzas del orden guineanas contra la manifestación pacífica organizada por la oposición a la junta militar que gobierna el país, y ha pedido la "liberación inmediata" de los líderes políticos detenidos.

El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, condenó "firmemente" en un comunicado el uso de la fuerza para dispersar a los manifestantes en Conakry, que provocó "un gran número de víctimas".

"Insto a la inmediata liberación de los líderes políticos detenidos y llamo a las autoridades a ejercer una máxima moderación y asegurar una transición pacífica y democrática", añadió Solana.

Alrededor de 60 personas murieron ayer en Conakry cuando las fuerzas de seguridad dispersaron una manifestación multitudinaria organizada por la oposición a la junta militar que gobierna el país.

Decenas de miles de personas se habían congregado en el estadio "28 de Septiembre" de Conakry, acordonado por las fuerzas de seguridad, y se produjeron enfrentamientos entre los manifestantes y los efectivos policiales que luego extendieron a varios barrios populares de la capital guineana.

Según fuentes oficiales, los manifestantes desoyeron una prohibición del Ministerio de Seguridad, que el domingo anunció que todas las manifestaciones públicas estaban suspendidas en el país hasta el próximo 3 de octubre.

El comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Karel De Gucht, también condenó "con firmeza" los "ataques mortales" llevados a cabo por las fuerzas del orden guineanas, y reclamó la rápida liberación de los líderes políticos y militantes detenidos.

De Gucht pidió "calma" a todas las partes, y transmitió sus condolencias a las familias de las víctimas.

"Está claro que los responsables de estos crímenes deberán ser llevados ante la justicia", afirmó el comisario en un comunicado.

La Comisión Europea (CE) considera "más urgente que nunca" que todas las partes implicadas en la transición política guineana, y en particular el Comité Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD), "trabajen para una vuelta al diálogo".

Según la Comisión, Guinea sólo podrá encontrar el camino hacia la paz, la democracia y el desarrollo "a través de elecciones consensuadas y sin participación de miembros de CNDD, fijados en sus compromisos con la comunidad internacional".