Público
Público

La UE condena la represión en Libia y exige el fin inmediato de la violencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han condenado hoy la "represión contra los manifestantes en Libia" y han exigido a las autoridades del país el fin "inmediato" del uso de la fuerza.

Al mismo tiempo, los Veintisiete han subrayado la importancia de mantener una "cooperación reforzada" en materia de inmigración con los países de la ribera sur del Mediterráneo, asunto que preocupa mucho a Estados como Italia debido a las últimas salidas masivas de personas de Túnez y de otros países.

El régimen de Muamar el Gadafi, según se supo ayer, ha amenazado a la UE con dejar de cooperar en materia de inmigración si desde Europa se siguen apoyando las manifestaciones contra el Gobierno.

"Creo que tenemos que ser muy claros. Estamos profundamente preocupados por el nivel de violencia en Libia", ha indicado en una rueda de prensa la Alta Representante, Catherine Ashton.

La jefa de la diplomacia europea no ha querido comentar la supuestas amenazas por parte libia y ha insistido en que "es necesario que haya diálogo y que las protestas pacíficas se permitan".

"Eso es en lo que cree la Unión Europea y lo que hemos dicho de forma colectiva. Espero que las autoridades libias escuchen y avanzan hacia un diálogo pacífico", ha declarado.

El texto aprobado por los ministros comunitarios insiste en la línea que ya fijaron ayer durante una cena de trabajo y "condena la represión en curso contra las manifestaciones en Libia" y "deplora la violencia y la muerte de civiles".

Para los Veintisiete, el régimen de Gadafi debe responder a las "legítimas" reivindicaciones de la población a través de un diálogo con otras fuerzas que permita un "futuro constructivo" para el país y su gente.

Los ministros, de forma más general, han expresado su apoyo a los pueblos de la ribera sur del Mediterráneo y a sus aspiraciones de cambio y se han comprometido a renovar su cooperación con esos países para impulsar la "democracia, el estado de derecho, el desarrollo socioeconómico y la estabilidad regional".

Al mismo tiempo, han dejado claro que no tienen intención de interferir en los procesos políticos.

"Corresponde a la gente de esos países elegir su futuro", han señalado en el documento.

Los ministros no se han referido a la posibilidad de evacuar a los ciudadanos europeos que se encuentran en Libia, tal y como han comenzado a hacer algunos Estados miembros de forma individual.

"Algunos países están considerando lo que hacer y siempre buscan coordinarse entre ellos", ha explicado Ashton, que ha indicado que si finalmente se lleva a cabo un plan europeo de repatriaciones se hará a través de esa fórmula de cooperación bilateral.