Público
Público

La UE considera que el acuerdo "empieza a tomar forma", aunque faltan avances

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La comisaria europea de Acción por el Clima, Connie Hedegaard, señaló hoy que "empieza a tomar forma" el acuerdo sobre la reducción de las emisiones contaminantes que se negocia en la cumbre de Cancún, aunque también señaló que hay áreas importantes sin progresos.

"El paquete empieza a tomar forma... Entramos en la fase nueva (de las negociaciones), pero también hay áreas, que no son detalles menores, sino cruciales, en las que no hay progresos", afirmó Hedegaard durante una conferencia de prensa.

Como puntos de desacuerdo la eurocomisaria apuntó a los existentes en torno a los mecanismos de monitoreo, reporte y verificación (MRV, por su sigla en inglés) de emisiones, así como los de mercado, las reglas contables o la forma legal del futuro texto.

También señaló que otro punto "esencial" para la UE es solucionar la brecha que existe entre los compromisos de reducción de emisiones hechos de forma voluntaria por un centenar de países en Copenhague (2009) y la realidad de que no son suficientes para cumplir la meta de que la temperatura del planeta no suba más de dos grados centígrados en el siglo XXI.

"La UE quiere que el texto establezca que lo que se prometió en Copenhague no es suficiente. Hay que ir hacia Durban y no a Doha", dijo Hedegaard en referencia a la ciudad sudafricana que albergará en 2011 la próxima cumbre del cambio climático y la capital qatarí que da nombre a la paralizada ronda de negociaciones para la liberalización del comercio mundial que se sigue en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Hedegaard subrayó que los compromisos voluntarios que 110 países hicieron en Copenhague "se tienen que incluir en el texto que salga de Cancún".

Los países desarrollados que ratificaron el protocolo de Kioto (1997), que expira en dos años y entre los que no están Estados Unidos y China, solo cubren en torno al 27% de la reducción de emisiones, lo que no basta para alcanzar las metas fijadas.

Esos recortes más los comprometidos individualmente en la capital danesa suman reducciones del 60%, lo que la presidenta de turno de la Unión Europea (UE) y la ministra belga de Medio Ambiente, Joke Schauvliegue, afirmaron que "son insuficientes".

Precisamente Japón, junto a otros países como Canadá, Rusia, Bielorrusia y Australia -que han optado por dejar que sea Tokio quien de la cara- se oponen a la prórroga de Kioto, a menos que los que no están, China y Estados Unidos, hagan compromisos de reducciones equivalentes a los suyos.

La comisaria europea indicó que su delegación tuvo reuniones bilaterales con Rusia y Japón, de quienes dijo que "se les alentó a mostrar flexibilidad. Todos saben lo que está en juego".

"La Unión Europea no es el problema. La UE quiere un acuerdo vinculante. Estamos de acuerdo con ese punto en Cancún y lo estaremos en Durban", agregó.

Tras una noche de negociaciones, los grupos han retomado las conversaciones de cara a consensuar un texto sobre el que trabajar para lograr un acuerdo equilibrado que, según diversas delegaciones, se podrían prolongar hasta el sábado, aunque la presidencia mexicana de la conferencia había señalado que la reunión terminará a las 00.01 GMT de mañana.