Público
Público

La UE convoca negociaciones mientras cae suministro de gas ruso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Dmitry Zhdannikov y Sabina Zawadzki

Algunos países europeos comenzaron a sentir el viernes el descenso en el ministro de gas de Rusia, al tiempo que Moscú acusaba a Ucrania de robar el gas de tránsito al día siguiente de cortar el suministro a su vecino por una disputa sobre contratos de abastecimiento.

La presidencia checa de la Unión Europea dijo que va a convocar una reunión para el lunes en Bruselas en la que se tratará la disputa, que según Rusia y Ucrania no va a afectar a otros países.

"Creemos que la situación ha escalado al punto en el que necesita de una reunión extraordinaria", dijo el portavoz de la presidencia checa, Radez Honzak.

También se convocarán pronto unas conversaciones con Moscú, dijo otro portavoz en Praga.

La preocupación europea llega mientras el monopolio ruso de exportación de gas, Gazprom, dijo que algunos países en los Balcanes le han dicho que están recibiendo menos gas del que habían pedido, e importadores en Hungría y Polonia han dicho que ha descendido la presión en los conductos.

"La presión comenzó a declinar a las 15:00 GMT. La presión está cayendo continuamente. Sin embargo, la caída no ha alcanzado un nivel crítico", dijo Edina Lavatos, portavoz de la subsidiaria de transmisión de gas natural de la compañía energética húngara MOL.

Pero la firma estatal ucraniana de energía Naftogaz negó que estuviera desviando ilegalmente el gas ruso.

Gazprom acusa a Kiev de robar cantidades relativamente pequeñas, pero la acusación sugiere que Moscú no está dispuesta a un acuerdo que repite el problema de hace exactamente dos años y que provocó escasez de gas en Europa.

El monopolio ruso dijo que está respondiendo a las acciones de Ucrania aumentando las exportaciones a través de rutas alternativas como Bielorrusia.

"La parte ucraniana admite abiertamente que está robando gas y no está avergonzada de eso", dijo el portavoz de Gazprom Sergei Kupriyanov.

Polonia dijo que los envíos desde Ucrania han caído un seis por ciento, pero que los están compensando vía Bielorrusia.

La Unión Europea, que recibe alrededor de un quinta parte del gas que consume a través de gasoductos que atraviesan Ucrania, había dicho el viernes que la disputa era un "problema bilateral" y que no iba a intervenir salvo que se comprometiese el flujo de gas.

La enfrentamiento puede suscitar nuevas dudas sobre la capacidad de Moscú para proveer energía de manera fiable y despertar sospechas de que el Kremlin mantiene una política de acoso hacia sus vecinos pro occidentales, que aumentaron desde la guerra contra Georgia en agosto.

Si bien Rusia dice que el conflicto por el gas es simplemente comercial, las dos antiguas repúblicas soviéticas se han enfrentado por las intenciones del presidente ucraniano, Viktor Yushchenko, de integrar a su país a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

RESERVAS

Europa, donde las temperaturas cayeron por bajo cero durante la noche, tiene suficientes reservas de gas para mantenerse sin el suministro ruso durante varios días, pero podría tener problemas si hay una interrupción de suministro que se prolongue durante semanas, según analistas.

Las negociaciones entre Naftogaz y Gazprom están paralizadas desde hace dos días, y sus diferencias son enormes.

Alexei Miller, consejero delegado de Gazprom, dijo el jueves que quiere que Ucrania pague 418 dólares por 1.000 metros cúbicos (tcm) de gas, comparado con los 179,5 dólares que ha pagado en 2008. Ucrania dice que lo máximo que puede pagar es 235 dólares.

Gazprom cobra unos 500 dólares por 1.000 metros cúbicos de gas a sus clientes en la Unión Europea, pero el precio podría caer a la mitad este año. Los precios del gas siguen a los del petróleo, que han perdido gran parte de su valor.