Público
Público

La UE culpa a Grecia e Italia de las dudas sobre España

La Comisión pide al Gobierno español que siga con su lucha contra el déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Para el Ejecutivo comunitario, la marca histórica que ayer alcanzó la prima de riesgo de España se debe al contagio del cáncer griego, que se fue extendiendo primero a Irlanda y Portugal y ahora amenaza con tumbar a Italia y perjudicar gravemente la salud de Francia y Bélgica.

Al ser preguntado por las dudas de los inversores sobre España, el portavoz comunitario de Economía aseguró que 'las presiones en los mercados que afectan a algunos estados miembros, no sólo a España, son complejas y no están ligadas únicamente a los fundamentos de esas economías'. En otras palabras: el elevado interés que exigen los especuladores no está justificado. Según Amadeu Altafaj, el Ejecutivo comunitario sigue confiando en que la puesta en marcha de los nuevos gobiernos en Italia y Grecia serene a los inversores, por lo que descartó cualquier tipo de ayuda internacional nueva de la que pudiera servirse España. 'Los mercados no reflejan sólo la realidad de la economía española cuando toman sus decisiones. Reflejan otros factores como la incertidumbre existente en los mercados respecto a otras economías que están bajo mayor presión', añadió.

La Comisión también evitó pedir al Gobierno nuevos recortes para reducir el déficit a pesar de que las previsiones de los técnicos comunitarios señalan una desviación de los objetivos de seis décimas para este año. 'Está claro que el esfuerzo de consolidación debe mantenerse', dijo Altafaj. 'Las autoridades españolas lo han estado haciendo de forma consistente. España cumplió su objetivo de déficit en 2010 y eso fue un elemento que contribuyó a reforzar la confianza', recordó. Aunque en la primera mitad del año el gasto de las comunidades autónomas hizo saltar las alarmas, las autoridades regionales y el Gobierno tomaron 'actuaciones correctivas contundentes'.

El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, también rechazó cualquier tipo de ayuda. 'España no va a necesitar ningún rescate. España tiene una economía sólida y solvente y ha hecho sus deberes. España, así lo ha reconocido el Consejo Europeo, ha hecho lo que tenía que hacer. Y las dificultades que pueda haber tienen que ver con esta situación coyuntural de inestabilidad financiera', recordó.

Por otra parte, el presidente del Consejo, Herman van Rompuy, consideró 'inaceptable' la diferencia en las tasas de paro entre los países de la eurozona, especialmente el que afecta a los jóvenes. 'El desempleo juvenil alcanzó en julio el 20,7% en el conjunto de la UE, con menos del 8% en Austria y Países Bajos frente al 46,2% en España. Estas divergencias son inaceptables', aseguró.