Público
Público

La UE, a la espera de que Irlanda decida si pide el rescate financiero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea está preparada para salir al rescate de Irlanda en caso de que las autoridades del país, las únicas de las que depende la operación, se decidan a solicitar la ayuda de sus socios.

Tras días de nerviosismo en los mercados de deuda y de rumores sobre una inminente intervención, las instituciones europeas volvieron a insistir hoy en que Dublín no ha pedido asistencia financiera de momento.

"La UE tiene los instrumentos necesarios para proveer de asistencia (a Irlanda), si estos son solicitados y son necesarios. Pero las autoridades han dejado claro que no la han pedido y que sus necesidades financieras están cubiertas hasta el verano", dijo el portavoz de Asuntos económicos y monetarios de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj.

Aunque ninguna institución ha confirmado de manera oficial el inicio de negociaciones para poner en marcha el plan de rescate, un alto responsable europeo, que pidió no ser citado, reconoció hoy la existencia de contactos de alto nivel encaminados a dejar listo el mecanismo para su uso si fuera necesario.

Irlanda podría recurrir al fondo comunitario de 60.000 millones de euros que administra la Comisión Europea.

Este fondo forma parte del mecanismo de 750.000 millones de euros que los gobiernos europeos pusieron en marcha en mayo pasado -con el apoyo del Fondo Monetario Internacional- para prevenir una eventual suspensión de pagos de un Estado de la Eurozona.

En todo caso, corresponde al Gobierno irlandés la decisión de solicitar la ayuda del mecanismo de rescate.

La citada fuente que prefiere mantenerse en el anonimato interpretó que la debilidad del Gobierno irlandés y las próximas citas electorales podrían estar influyendo en la decisión de Dublín de no solicitar por ahora el rescate, pese a la fuerte presión que está sufriendo su deuda soberana en las últimas semanas y las ingentes necesidades de financiación de su sector bancario.

Aunque el sector público irlandés podría superar sus dificultades sin la ayuda de sus socios, la posibilidad de que el sector bancario se reestructure sin ayuda exterior suscita muchas dudas.

El rescate del sistema financiero irlandés, que tiene un gran peso en la economía celta, costará al Gobierno unos 50.000 millones de euros, lo que elevará la cifra de déficit público en 2010 hasta el 32% del PIB.

La mencionada fuente consideró que las inyecciones de liquidez y capital que necesitan las entidades afectadas, entre ellas el Anglo Irish Bank, desbordan la capacidad del Gobierno y encontrarán difícil apoyo en el sector privado.

Los ministros de Finanzas de la zona euro tienen previsto abordar este martes la delicada situación de la economía irlandesa durante la reunión del Eurogrupo, así como la crisis en otras economías de la Eurozona, especialmente Grecia y Portugal.

En este sentido, Altafaj pidió que no se establezcan "comparaciones entre situaciones que no son comparables" y destacó que los Estados miembros de la Unión Europea afectados por la crisis de la deuda "están tomando las medidas necesarias".

Asimismo, preguntado por si existen presiones de los socios sobre Irlanda para que solicite la activación del mecanismo, a fin de evitar el contagio a otros estados, el portavoz negó tal supuesto.

"Decir que hay presiones serias sobre Irlanda para que pida la ayuda de sus socios es una exageración", dijo Altafaj.

Ante una pregunta sobre el riesgo de contagio a la deuda española, el portavoz aseguró que "España está afrontando la situación de manera seria, ha tomado las medidas adicionales de consolidación fiscal necesarias para 2010", y reformas estructurales como la del mercado de trabajo.

Destacó asimismo que la revisión al alza de las cifras de déficit de Grecia, tanto para 2009 como para 2010, publicada hoy por Eurostat, tiene un elemento positivo pese al empeoramiento que revelan.

Por primera vez, explicó Altafaj, en los últimos "cinco ó seis años" se trata de "cifras fiables" sobre la situación real de las finanzas públicas en Grecia. A pesar del empeoramiento del dato, los objetivos de reducción del déficit para este país en 2010 permanecen inalterados.

En todo caso, el portavoz subrayó que "la UE tiene las herramientas necesarias" para salir en rescate de alguno de sus miembros, en caso de que la ayuda sea requerida.

"Estamos preparados", insistió el portavoz del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.

DISPLAY CONNECTORS, SL.