Publicado: 26.04.2012 12:50 |Actualizado: 26.04.2012 12:50

La UE estudia convocar una cumbre para fomentar el crecimiento

Un clamor contra los ajustes empieza a recorrer Europa: los últimos en sumarse han sido Monti y Van Rompuy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Entre el cielo y el infierno está el purgarorio" De esta forma tan gráfica François Hollande, flamante vencedor en la primera vuelta de las presidenciales francesas, expresaba ayer su defensa de una vía alternativa a los ajustes fiscales impuestos por la canciller alemana Angela Merkel y el aún presidente francés Nicolas Sarkozy. Hollande, firme partidario de aplicar políticas de estímulo a la deprimida economía europea, se ha convertido en la punta de lanza del clamor que en las últimas semanas recorre Europa contra los durísimos recortes impuestos por el tándem Merkozy.

Históricamente obsesionada por que la inflación no se descontrole, Alemania ha impuesto al resto de la UE una severa dieta en forma de recortes draconianos en el gasto público. Pero la dieta adelgaza en extremo y cada vez es mayor el coro de voces que critica con dureza que sólo se apueste por el ajuste y no por políticas para estimular el crecimiento. 

En España, hace tiempo que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, advierte de que "sólo con ajustes no se llega". Un discurso que ha ganado adeptos a medida que han ido pasando los meses. La propia UE ha cambiado el paso en las últimas semanas y hasta el propio presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, anunció este jueves que estudia convocar una cumbre extraordinaria de líderes de la UE para avanzar medidas de fomento del crecimiento económico.

"No descarto convocar a los líderes europeos a una reunión informal para un intercambio abierto de ideas en una fecha más temprana y preparar mejor las medidas del Consejo Europeo de junio", dijo Van Rompuy en un foro económico en Bruselas.

Los mensajes pidiendo más flexibilidad no parten sólo del centro de decisiones en Bruselas. En la periferia, las exhortaciones son aún más decididas: también este jueves el primer ministro de Italia, Mario Monti, alertaba de que todas las medidas de ajuste que se están tomando en la Unión Europea no traerán crecimiento por sí solas y reclamó que se ponga en marcha una verdadera política para fomentarlo.

"Ahora Europa necesita políticas para aumentar su potencial de crecimiento y evitar políticas que sólo dan la sensación de contribuir al crecimiento", dijo Monti en una conferencia empresarial sobre la salida de la crisis.  Para Monti "las reformas estructurales por sí solas nunca traerán crecimiento". En su opinión los actuales recortes "tienen un carácter más bien deflacionista", cuando lo que se necesita es aumentar el gasto de manera selectiva en materias que fomenten la demanda y generen expansión.