Público
Público

La UE extiende la lista de servicios con IVA reducido

Solbes descarta a priori ampliarlo en España/Restaurantes, albañilería y peluquería seguirán al 7%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) acordaron ayer ampliar la lista de servicios que podrán beneficiarse de un tipo reducido del IVA, que en España es del 7%, frente al 16% del tipo general. El acuerdo, que pone fin a varios años de debate, endulzó una reunión dominada por el pesimismo en cuanto a los efectos de la crisis económica, que llevará a la Comisión Europea y probablemente al Gobierno español a retrasar la salida de la recesión.

La lista de actividades que podrán tener un tipo menor de IVA incluye a servicios domésticos como la albañilería a domicilio o el cuidado de ancianos, la construcción, la restauración, peluquería o la reparación de zapatos y ropa. Algunos de estos servicios ya se venían beneficiando de ese menor gravamen (cada país podía aplicarlo a dos), pero con fecha de caducidad: este año.

Ahora tocaba decidir si se terminaba este régimen (lo que, en la práctica suponía la subida del impuesto) o se prorrogaba. La decisión de los ministros ha sido mantenerlo indefinidamente y a una nó-
mina de servicios más amplia, con libertad para que cada país lo aplique a los que considere convenientes. Francia, por ejemplo, va a poder por fin poner a los restaurantes un tipo reducido de IVA, algo que en España ya existía.

En España, además, se van a mantener con un tipo del 7% la albañilería y la peluquería, que son las actividades en las que se venía aplicando, junto con los restaurantes para los que también hubo autorización para el IVA reducido por otra vía. ¿Habrá más? El vicepresidente económico, Pedro Solbes, no cerró esta puerta. 'A priori no pensamos modificar nada referente al IVA en estos momentos, excepto si por razones de política económica fuera necesario', apuntó.

Donde no hubo ayer acuerdo es en cuál será el momento en que la UE saldrá de la recesión. Solbes anunció que en 2010 'podrían salir cifras más negativas que las que nosotros tenemos ahora' debido a las drásticas consecuencias de la crisis. El Gobierno pronosticó el pasado mes de enero un crecimiento del 1,2% del PIB en 2010, mientras que la Comisión Europea prevé una contracción del 0,2%. Según el vicepresidente económicos, las cifras del Ejecutivo español están 'en entredicho', por lo que habrá que discutir 'si hemos sido un poco optimistas', añadió.

Sin embargo, hasta las previsiones más desesperanzadoras podrían ser revisadas a la baja. El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, anunció que su propio pronóstico, que sí preveía para la zona euro el inicio de la recuperación en 2009, se ha quedado obsoleto. Según Almunia, 'teniendo en cuenta los riesgos a la baja que se han materializado, tiendo a pensar que el escenario de recuperación gradual se traslada a 2010'.

Los Veintisiete advirtieron a España de que su déficit, que supera la línea roja del 3% del PIB, es excesivo y exigió a España que, tras aumentar la inversión pública en 2009 para crear empleo y fomentar el crecimiento, inicie la vuelta a la austeridad en las cuentas públicas en 2010. Las conclusiones de la reunión achacan el deterioro presupuestario español al plan de estímulo y al aumento del gasto en prestaciones por desempleo, que creció en 2008 por el aumento del paro; todo ello llevó a situar el déficit público en el 3,8% del PIB.

No obstante, Solbes aclaró que, para cumplir con las recomendaciones de la UE, España no va a subir ni el IVA ni el IRPF, tal y como reclamó el lunes la Fundación de Cajas de Ahorros, Funcas. Según el vicepresidente, subir los impuestos para recaudar más tendría un fuerte impacto en el consumo.

El vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, aseguró ayer que su ministerio pasará “con cierta nota” la evaluación que Zapatero anunció al cumplirse un año de legislatura. El titular de Economía apareció ayer sonriente ante los periodistas tras la reunión con sus 26 homólogos de la UE, a pesar de los crecientes rumores sobre una crisis de Gobierno en la que él sería el primer cesado. Solbes aseguró que, “pese a todo”, el crecimiento de España fue mayor en 2008 que la media de la UE, al tiempo que la inflación se situó por debajo.

En relación a los críticos con su gestión, el ministro aseguró que toda gestión “tiene defensores y detractores”, pero que España ha mejorado también en otros indicadores, como el déficit por cuenta corriente.
Solbes no negó la alta tasa de paro, sobre la cual no admite bromas por ser “la principal preocupación del Gobierno”. Pero recordó que el sistema bancario español no ha necesitado rescates y es “el que mejor ha soportado” las dificultades.