Público
Público

La UE impone sanciones al régimen de Gadafi que van más allá de las de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La UE aprobó hoy sanciones económicas y militares contra el régimen de Muamar el Gadafi por la violenta represión de las protestas populares en Libia y consideró que el impacto de las revueltas no afectará a su suministro energético.

Los Veintisiete respaldaron las medidas que adoptó la ONU el fin de semana -embargo a la exportación de armas, congelación en territorio comunitario de los activos de Gadafi y su entorno y prohibición de visados para entrar en la UE- y además amplió su alcance.

"Las medidas de la UE no se limitan a la resolución de la ONU, sino que añaden sanciones propias", confirmó en rueda de prensa la presidencia húngara de turno de la UE, al término del Consejo comunitario de Energía, en el que se adoptó formalmente la decisión.

Los países de la UE quisieron extender el alcance del embargo de armas y municiones también a los materiales antidisturbios y ampliar la lista de personas a las que se aplicará la retirada de visado y la congelación de fondos.

La UE prohibirá viajar a territorio comunitario a Gadafi y otras 25 personas de su entorno (en lugar de sólo a 16 como decidió el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas) y congelará los activos de otros 25 individuos (frente a los cinco que acordó la ONU).

La decisión fue adoptada por unanimidad primero a nivel de embajadores comunitarios y, a continuación, aprobada oficialmente por los ministros europeos de Energía.

Entre las restricciones acordadas por la UE, que entran en vigor hoy mismo, no se incluyó finalmente la imposición de una área de exclusión aérea en Libia para impedir que los aviones militares libios bombardeen zonas civiles.

Preguntada al respecto, la portavoz de la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton, explicó que "es el Consejo de Seguridad de la ONU el que debe adoptar esa decisión" y añadió que "aún no estamos ahí".

La UE ya se mostró a favor de imponer este tipo de sanciones el pasado viernes y, desde entonces, ha acelerado los trabajos a nivel técnico para poder aprovechar el encuentro de ministros de hoy, que constituía la primera ocasión para una aprobación oficial.

Los responsables de Energía consideraron que las revueltas en el norte de África y Oriente Próximo, en especial en Libia, han causado un fuerte aumento del precio del petróleo y han afectado al suministro de gas, pero no han generado una situación de alarma.

La Comisión Europea aseguró que la mayor parte de los campos de petróleo de Libia ya no están en manos del régimen de Gadafi y que las actividades de producción de gas y petróleo en el país se reanudarán en los próximos días.

"Tenemos razones para pensar que la mayor parte de los campos de explotación de petróleo ya no están en manos de Gadafi", aseguró en rueda de prensa el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger.

El comisario explicó que estos campos se encuentran en zonas controladas por fuerzas distintas de las de Gadafi que han adquirido de forma provisional el control de la situación.

"Parece ser que la explotación petrolífera y de gas va a reanudar en breve sus actividades", añadió.

Oettinger reconoció que las exportaciones de petróleo y gas de Libia son considerables, pero afirmó que tampoco nos encontramos en "una situación realmente peligrosa".

Sólo dos países en la UE importan gas de Libia (España e Italia) y estas importaciones representan únicamente el 3 % de las totales de la UE, mientras que la proporción en el caso del petróleo es del 9,2 %.

Libia, miembro de la OPEP, es el decimoséptimo máximo productor de petróleo del mundo, con una producción de 1,69 millones de barriles diarios en enero de 2011, y el décimo segundo exportador, con 1,49 millones de barriles al día, según datos de la CE.

La UE estudia convocar un Consejo Europeo extraordinario, quizá antes del día 11, para tratar la situación en Libia, una idea que propuso el domingo el presidente francés, Nicolas Sarkozy.