Público
Público

La UE insta a una rápida acción sobre clima y promete fondos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea superará sus disputas internas y mantendrá su promesa de ayudar a los países pobres a hacer frente al cambio climático, dijo el viernes el comisario de Medio Ambiente del bloque, Stavros Dimas, instando a las naciones ricas a que dejen claros sus objetivos.

La petición de Dimas se hizo eco de una advertencia hecha esta semana por el secretario para el clima de Naciones Unidas, Ivo de Boer, que expresó su preocupación sobre la lentitud de los progresos hechos antes de las negociaciones sobre clima que tendrán lugar en Copenhague en diciembre.

El éxito de la reunión depende de si las naciones ricas pueden acordar un fondo valorado en decenas de miles de millones al año para persuadir a los países pobres para que se enfrenten al problema.

La UE prometió aportar la cuota justa, pero Dimas dijo a Reuters que podría no dar más pasos hasta que otras naciones ricas expusieran sus objetivos para recortar los gases que causan el calentamiento global.

"Es obvio que para calcular la cantidad de financiación para nuestra contribución, necesitamos saber qué harán los otros países desarrollados", declaró Dimas en una entrevista.

"Japón ha anunciado que en junio comunicará su cifra. Espero que sea antes. En Estados Unidos todavía se está perfilando la política", afirmó.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitará Europa a primeros de abril y los responsables de la UE esperan que el viaje pueda beneficiar sus planes.

La UE quiere liderar la batalla contra el cambio climático después de que el año pasado acordaran recortar las emisiones de carbono en alrededor de un 20% para 2020, el objetivo más ambicioso del mundo hasta ahora.

Pero Polonia dijo el viernes que había conseguido "total influencia" en cualquier plan de financiación de la UE, y sugirió que tenía derecho de veto si le parecía demasiado costoso en un entorno de crisis económica y financiera.

Sin embargo, los líderes de la UE en Bruselas mantuvieron su compromiso para ayudar a los países pobres a recortar las emisiones y adaptarse: "La Unión Europea asumirá su cuota justa de financiación de este tipo de acciones en los países en vías de desarrollo", dijo en un comunicado final.

Las naciones en vías de desarrollo culpan a las regiones industrializadas como Europa del cambio climático y dicen que necesitan ayuda financiera para adaptarse al impacto, con inversiones en cultivos que resistan la sequía y las inundaciones, o ayudando a construir barreras contra la subida de los niveles del mar.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, dijo que hasta ahora las negociaciones formales se habían centrado en una contribución anual de la UE de entre 20.000 y 40.000 millones de euros a las naciones en vías de desarrollo para 2020, y Dimas señaló que la estimación no distaba de la marca.

La UE decidirá a finales de 2009 cómo asumirán los estados miembros la carga financiera, declaró el ministro polaco de Asuntos Europeos, Mikolaj Dowgielewicz.

Pero Dimas afirmó que las preocupaciones de los estados más pobres de Europa se atenderían tal y como lo fueron durante las duras negociaciones del año pasado para llegar a un acuerdo sobre el recorte de emisiones.