Público
Público

La UE intentará reorientar su fallida estrategia contra el cambio climático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea intentarán hoy reorientar la estrategia comunitaria de lucha contra el cambio climático para hacer frente al fracaso de la cumbre de Copenhague.

"Hay que cambiar la dinámica de negociación que ha conducido a resultados reales, pero modestos en la cumbre de Copenhague", explicaron fuentes de la UE de cara a la cumbre informal que celebrarán mañana los líderes comunitarios.

Los jefes de Gobierno y Estado de la UE, convocados por primera vez por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se reúnen a puerta cerrada con el objetivo prioritario de discutir la dirección de la política económica comunitaria de los próximos años.

En este contexto, también dedicarán parte de la sesión al cambio climático.

Analizarán, en concreto, la declaración de la capital danesa el pasado diciembre y los compromisos unilaterales comunicados por los países a la ONU a finales de enero.

La UE se ha comprometido frente a este organismo a reducir en 2020 sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 20 por ciento con respecto a los niveles de 1990 y a elevar ese recorte hasta el 30 por ciento si otros países realizan esfuerzos equivalentes.

La presidencia española de turno de la UE y la Comisión Europea ya han manifestado que los objetivos comunicados por otros actores internacionales a Naciones Unidas hasta ahora no son lo suficientemente ambiciosos y, por tanto, no permiten ampliar el objetivo de la UE, una postura que previsiblemente compartirán los Veintisiete.

"Debemos explorar vías concretas para cambiar la dinámica del proceso negociador", reconoció en su carta de invitación al encuentro Van Rompuy, quien añadió que hace falta aprender de las lecciones de Copenhague de cara a las "relaciones con nuestros socios estratégicos".

Los líderes europeos también debatirán sobre cómo organizar mejor las discusiones sobre cambio climático en el seno de Naciones Unidas y valorarán la idea de formar grupos reducidos de negociación o de seleccionar "facilitadores visibles" para agilizar el proceso.

La búsqueda de puntos comunes de interés con otros actores internacionales será otro de los retos, así como encontrar la manera de hacer entender a todos los implicados la oportunidad que representa la coyuntura actual y los beneficios que supondrá a la larga invertir en conservar el medio ambiente.

No cabe esperar de esta cumbre informal respuestas cerradas ni definitivas sobre la estrategia de negociación, aunque sí el principio de un cambio de dirección que se concretará más adelante, en el Consejo Europeo de finales de marzo.