Público
Público

La UE limitará las importaciones de lácteos chinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea propuso el jueves revisar y restringir las importaciones de alimentos procedentes de China que contengan leche en polvo, en respuesta a un escándalo que ha llevado a unos 13.000 niños chinos a los hospitales, enfermos por beber una leche de fórmula infantil contaminada con melamina.

Una portavoz de la Comisión indicó que las autoridades europeas revisarán el cien por cien de los productos chinos con más de un 15 por ciento de leche en polvo entre sus ingredientes, y prohibirán la importación de todos los productos dirigidos a niños y jóvenes que contengan cualquier proporción de leche.

"Hasta donde sabemos, por el momento no hay productos contaminados en el mercado europeo", dijo la portavoz Nina Papadoulaki en una sesión informativa a los medios.

Hasta ahora se ha atribuido la muerte de cuatro pequeños chinos a la ingesta de la leche contaminada, que provoca piedras en el riñón y duras complicaciones, y una serie de países asiáticos han prohibido o retirado los productos lácteos chinos.

Aunque la Unión Europea no importa leche o productos lácteos de China, los expertos de la Comisión temen que la composición de otros alimentos que sí llegan a los mercados europeos -como galletas y dulces, en especial el chocolate- pueda incluir estos productos.

La prohibición se propuso el jueves a expertos de la Comisión Europea y debería aplicarse el viernes, añadió Papadoulaki.

SIN RIESGO PARA LOS ADULTOS

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés) ha contemplado los peores casos posibles -grandes consumos de productos muy contaminados- y determinado que no existe riesgo para los adultos, pero sí una posible amenaza para los niños.

"Ahora mismo no se sabe si ese escenario, con un nivel de exposición tan alto, podría ocurrir en Europa", indicó la agencia.

Algunos países, como Italia o Francia, ya habían tomado medidas de forma unilateral, realizando pruebas extras a los productos chinos en el primer caso y prohibiendo todas las importaciones de lácteos chinos en el segundo.

La melamina, un producto rico en nitrógeno, puede añadirse a la leche aguada o de baja calidad para pasar los controles de calidad, que a menudo emplean los niveles de nitrógeno para medir la cantidad de proteínas de la leche.

Esta semana, la Organización Mundial de la Salud y Unicef, la agencia de Naciones Unidas para la infancia, definieron el escándalo como "deplorable".