Público
Público

La UE lleva a ING a dividirse y volver a sus raíces bancarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El grupo financiero holandés ING Groep se dividirá en dos para transformarse en un banco europeo más pequeño, en el ejemplo más claro de los cambios que la UE busca impulsar sobre las entidades financieras que recibieron ayudas estatales de emergencia.

Además dijo que cancelará un pago anticipadamente el 50 por ciento de la asistencia que recibió del Estado holandés y emitirá derechos por 7.500 millones de euros, mientras desactiva el impulso expansionista y vuelve a sus raíces de banca minorista.

que ha abrazado una ética de trabajo intensa y una visión austera de los salarios desde que tomó el control de la empresa a primeros de año - priva a ING de una gran parte de su perfil internacional.

También deja listo el escenario para una megaventa en el sector de los seguros, que ya atraviesa un proceso de consolidación. Firmas como Aviva y Clive Cowdery's Resolution ya dijeron que están en busca de activos para realizar adquisiciones.

La mayoría de los gobiernos europeos dieron ayudas al sector bancario durante la época de restricción del crédito y la Comisión Europa quiere que los bancos que las recibieron se reestructuren. La UE trata de aprobar todas las directivas relacionadas antes que expire el actual mandato de la Comisión.

Sus acciones se hundieron un 18 por ciento, con los inversores calculando el impacto que tendrá la emisión de derechos por casi el 30 por ciento del valor de mercado de la firma.

"Esto aún es un clima difícil y ING podría estar anticipándose con la emisión de derecho pero los mercados de capital han mostrado que pueden perdonar bastante a ING", dijo Fred Huibers, administrador de fondos de Het Haags Effektenkantoor.

El inesperado anuncio de ING, que dijo que el desmantelamiento seguiría hasta 2013, acelera un movimiento que varios analistas esperaban que ocurriera, pero no hasta dentro de unos años.

El proceso de división conllevará un balance un 30 por ciento menor que antes del rescate. La entidad dijo que se centrará en el Benelux, el este de Europa y Turquía, con "opciones" en India y Tailandia y sin que se sepa qué pasará con su participación en el Banco de Pekín.

PRESIÓN PARA LA REESTRUCTURACIÓN

La reducción de tamaño del banco y su concentración en Europa es el ejemplo más claro de los cambios profundos que quiere provocar la Unión Europea en las firmas financieras que recibieron ayudas estatales.

Bruselas dio en mayo el visto bueno a un plan de rescate para el segundo mayor banco de Alemania, Commerzbank, al entender que iba a desinvertir alrededor de un 45 por ciento de su balance.

Se prevé que también ordene a Royal Bank of Scotland y Lloyds Bank Group, nacionalizados por Reino Unido en un 70 y un 43 por ciento, respectivamente, a hacer desinversiones. Además, el belga KBC y el franco-belga Dexia esperan la decisión del organismo europeo.

ING dijo que la desinversión en las operaciones de seguros estará completada para 2013, a través de ofertas públicas de acciones y/o ventas.

En una conferencia telefónica con periodistas, Hommen, dijo que sería "bastante interesante" lanzar una oferta pública inicial para todo el negocio global de seguros, y añadió que esperaba que el proceso de escisión del negocio de seguros comience de una forma u otra el año próximo.

ING también separará algunas operaciones holandesas de hipotecas a una nueva compañía que tendrá alrededor de un seis por ciento de cuota de mercado.

De acuerdo al convenio con la Unión Europea, ING también dijo que tendrá que vender ING Direct USA, su banca virtual estadounidense, lo que no completaría hasta finales de 2013.

La compañía ya ha hecho una serie de desinversiones este año, entre ellos sus negocios de gestión de fondos en Suiza, Australia y Nueva Zelanda y en la región general de Asia.

Esas ventas estuvieron enmarcadas en un programa anunciado en abril, con el que apuntaba a obtener entre 6.000 y 8.000 millones de euros mediante la escisión de activos.